#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Avalan junta ad hoc de Directv

Tres de los cinco miembros de la directiva ad hoc nombrada por el director de Conatel son oficiales de la FANB. Uno de ellos incluso llegó a ser el último jefe de la Casa Militar del fallecido expresidente Hugo Chávez

La presencia de militares en las diferentes área de la economía del país parece indetenible. Como si encabezar ministerios, cuerpos policiales y empresas de todo tipo no fuera suficiente, ahora también incursionarán en el mundo de los medios de comunicación social, de la mano del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), organismo que avaló que los uniformados se hagan con el control de la intervenida Directv.

El pasado 19 de mayo, Directv, el mayor prestador de servicios de televisión por suscripción, anunció que dejaba de operar en Venezuela. En un comunicado, AT&T señaló que “las sanciones de EE.UU. a Venezuela han prohibido la transmisión de los canales de Globovisión y Pdvsa, los cuales se requieren bajo la licencia de Directv para proporcionar el servicio de televisión de pago en Venezuela. Debido a que es imposible cumplir con los requisitos legales de ambos países, AT&T se vio obligado a cerrar sus operaciones de TV paga en Venezuela”.

Por su parte, la Sala Constitucional, en su sentencia número 66 del pasado 26 de mayo, declaró “conforme a derecho” y que “está plenamente facultada para realizar cualesquier acto de administración, operatividad y funcionamiento” la junta directiva ad hoc que el director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), general Jorge Eliéser Márquez Monsalve, designó en cumplimiento de su fallo número 64, en la cual lo puso al frente de la empresa y le encomendó la tarea de restablecer el servicio de televisión por suscripción interrumpido desde el día 20 de ese mes.

Tres de los cinco nuevos directivos de la empresa de televisión por suscripción son militares activos, comenzando por el propio Márquez Monsalve, quien es general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y además ocupa el cargo de ministro del Despacho de la Presidencia desde 2017. Este oficial fue sancionado en 2017 por el gobierno de Estados Unidos, que lo acusa de participar en fraudes electorales, censurar a los medios de comunicación y de estar involucrado en hechos de corrupción en el cuestionado programa de alimentos CLAP. En los años 2018 y 2019, los gobiernos de Panamá y de Canadá también lo sancionaron, por legitimación de capitales y por socavar las instituciones democráticas, respectivamente.

En la vicepresidencia de la compañía estará otro uniformado: el mayor general José Adelino Ornelas Ferreira, actual secretario del Consejo de Defensa de la Nación (Secodena). Este oficial fue el último jefe de la Casa Militar del fallecido Hugo Chávez y estuvo con él en Cuba durante su tratamiento contra el cáncer. El último oficial es el teniente coronel Miguel Ángel Ramones Galviz.

Los otros dos puestos en la directiva los ocuparán la viceministra de Soporte de Plataforma Comunicacional, Mardy Nilse Medina Galaviz, y el consultor jurídico del Ministerio del Despacho de la Presidencia, Alexánder José Ramírez Rojas, según lee en el escrito que Márquez Monsalve envió a la Sala Constitucional.

Militares al poder

La presencia militar fuera de los cuarteles es notable. Más de un tercio de las sillas del gabinete ejecutivo  del Gobierno Nacional han llegado a ser ocupadas por uniformados activos o retirados y actualmente ocho de los 23 gobernadores fueron oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). En 2018, Transparencia Venezuela publicó un informe en el cual encontró que 76 de las 500 empresas públicas venezolanas estaban en manos de oficiales.

Desde 2013, los militares tienen su propio medio de comunicación: Fanbtv, un canal que se puede sintonizar vía cable. Sin embargo, la interrupción de Directv le ha afectado como a otros medios públicos y comunitarios.

Se alejan posibilidades

Casi tres semanas después de que la estadounidense AT&T, propietaria de Directv, anunciara la suspensión de sus operaciones en Venezuela y de que sus instalaciones fueran ocupadas por funcionarios civiles y militares venezolanos, los venezolanos siguen sin poder disfrutar de sus programas y películas favoritas.

El nuevo dictamen reduce las posibilidades de que algunos usuarios logren recuperar su servicio, así sea mediante alternativas, como contratar con la filial colombiana de Directv. ¿La razón? En la disposición sexta del fallo se “prohíbe la importación y comercialización de equipos tecnológicos y de cualquier índole relacionados con Directv, sin previa autorización de la Junta Administradora ad hoc de la empresa Galaxy Entertainment de Venezuela; en tal sentido, se ordena oficiar al Superintendente del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), a los fines de que se proceda a retener dichos equipos tecnológicos y de cualquier índole e inicie los procedimientos administrativos sancionatorios que correspondan, a tal efecto debe informar a esta Sala”.

RECUADRO

Presos los directivos

A los exdirectivos de Directv Héctor Rivero, quien fungía como gerente general;  Rodolfo Carrano, exvicepresidente comercial; y Carlos Villamizar, vicepresidente de Estrategia y Negocios, se les habría ratificado la medida privativa de libertad en su contra y continuarán detenidos en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), luego de que el pasado lunes 8 de junio se llevara a cabo la audiencia en su contra.

Rivero y Carrano fueron detenidos por funcionarios del Sebin la tarde del pasado viernes 5 de junio en su residencia, mientras que Villamizar se entregó posteriormente y de forma voluntaria, como evidencia de que es inocente por la salida de Directv de Venezuela.

Los tres exdirectivos no forman parte de la empresa actualmente, ya que fueron removidos de sus cargos tan pronto como Galaxy Entertainment de Venezuela (Directv Venezuela) anunció su partida y no tienen responsabilidad en la decisión de AT&T de retirar la transmisión de la señal de Directv en el país para evitar incumplir con las sanciones dictadas por el gobierno de Estados Unidos.

Juan Francisco Alonso/Crónica.Uno

No hay comentarios.