#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Graduandos de 2020 quieren fiesta

Con la cuarentena, los actos de graduación fueron suspendidos. Los títulos de bachiller se entregarán por secretaría los días 30 y 31 de julio. Algunos planteles esperan que en septiembre puedan hacer actos simbólicos, pero todo dependerá de las disposiciones del Ministerio de Educación

Gabriela Dávila esperaba su acto de graduación. Ella y otros 71 estudiantes tenían planes desde que comenzó el año escolar 2019-2020: fiesta y caravana. En cada evento que organizaba el colegio vendían comida. El 30 de abril harían una fiesta para recoger fondos. “Pero ya se está hablando para que se le devuelva el dinero a cada uno”, dice.

A este grupo de estudiantes de quinto año del colegio Nuestra Señora del Carmen, la coordinadora de evaluación les envió una carta felicitándolos por “el proceso inédito que han culminado”. A Gabriela le causó emoción leer esas líneas: “En medio de una pandemia lograron cumplir uno de los proyectos más importantes: graduarte de bachiller para poder seguir adelante con tu formación y crecimiento personal”.

Lo que era un hecho antes de la pandemia, para Gabriela se desvanece con las semanas de confinamiento que ha contado. “Me hacía ilusión tener el acto de graduación, porque como dice mi mamá: ‘Solo es una vez en la vida’”. En el colegio aún no les dicen cómo será la entrega del título.

Los estudiantes de media general culminaron actividades escolares el 5 de junio. En este momento, las instituciones están por comenzar las reparaciones y luego hacer la entrega de notas. El Ministerio de Educación ratificó que los títulos de bachiller serán entregados el 30 y 31 de julio. Una fuente destacó que los títulos sí serán emitidos; lo que no está autorizado son los actos protocolares.

En algunas zonas educativas, los supervisores del Ministerio de Educación comenzaron la primera revisión del expediente de los alumnos de quinto año próximos a graduarse. En una reunión con Control de Estudios de la Zona Educativa en Caracas, los coordinadores de los planteles fueron informados sobre el proceso previo a la emisión de títulos: revisión de notas, datos, partidas de nacimiento.

La declaración de cuarentena del 16 de marzo dejó las agendas en blanco, las actividades académicas y administrativas se suspendieron y con ellas los actos y eventos escolares. Los esfuerzos se concentraron en finalizar el segundo momento escolar y continuar con el tercer lapso. Aunque el país, con más de 2.700 personas contagiadas del covid-19, comenzó el 1º de junio una fase de flexibilización, la reanudación de las clases presenciales en septiembre no está confirmada. El Ministerio de Educación asomó la posibilidad de comenzar un nuevo período en enero de 2021.

Por el momento, la entrega de los títulos se hará por secretaría. En el colegio San Antonio en El Paraíso entregarán el título de esta manera: “Los estudiantes van a ir, tomarán su título, firmarán y se retirarán lo antes posible”, cuenta Alicia Palacios, quien estudia en ese plantel. Al igual que Gabriela, también comenzaron a ahorrar dinero mensual para la graduación y la fiesta. “Me hacía ilusión porque estudiamos durante aproximadamente 11 años esperando este momento,s cuando culmina una etapa”, piensa Alicia. En otros planteles también hay sugerencias de hacer actos simbólicos en septiembre si se inicia el nuevo año escolar.

Para Rafael Peña, director de la escuela de Fe y Alegría San José Obrero, la entrega de títulos por secretaría es una decisión difícil. “Es una ilusión y disminuirla así me duele. Pero sé que es lo dispuesto por el ministerio”, dice. Aún en Fe y Alegría no se ha coordinado cómo será el proceso.

Para esta fecha las caravanas de estudiantes con franelas beige eran usuales. Con cornetas y música celebran la culminación del bachillerato. Estos actos, desde hace algunos años, fueron prohibidos por el Ministerio de Educación.

RECUADRO

Igual en la uni

En los centros de educación superior la situación no es diferente a la que se vive en la educación media del país por los efectos del covid-19. En la Universidad Católica Andrés Bello se tenía programado un acto de grado para el 27 de junio y fue suspendido. “En el caso de las instituciones, el atraso es doble, porque la entrega del título depende de la firma y sello del refrendo por el Ministerio de Educación Superior, tal cual lo exige la Ley de Universidades”, explica Carlos Calatrava, jefe del departamento de Ciencias Pedagógicas de la Escuela de Educación de la UCAB.

Ricardo Millán esperaba defender su tesis el 24 de abril, recibir su carta de culminación de créditos y entrar al acto de grado de julio en la Universidad Central de Venezuela. “Hay una posibilidad de que los actos queden para enero”, dice sin seguridad de que así ocurra.

Carmen Victoria Inojosa/Crónica.Uno

No hay comentarios.