#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Aplican desinfección en clínica de Ciudad Guayana por muerte de dos pacientes por COVID-19

A pesar de que las clínicas privadas están obligadas a recibir a pacientes sospechosos o positivos de COVID-19, la mayoría no cuenta con suficiente oxígeno. Las empresas que les despachaba se fueron del país.





Entre la 8:00 pm del jueves y las 3:00 am de este viernes 10 de julio, fallecieron dos pacientes por COVID-19 en la Clínica Unare de Puerto Ordaz: un médico y la hermana de un doctor. Cumpliendo con los protocolos de seguridad y prevención, se inició el proceso de desinfección de las áreas del centro médico.

La información la confirmó el presidente de la clínica, César Dommar. Detalló que las medidas sanitarias son en pro de la tranquilidad del personal, en vista de la pandemia que se vive actualmente y que, hasta la fecha, supera la barrera de los 8 mil contagios en Venezuela, y 856 casos en el estado Bolívar.

Además de la desinfección de las áreas, que continuaba la tarde de este viernes, se evaluará a todos los que tuvieron contacto con los fallecidos, alrededor de 30 personas. Se les aplicará un test rápido, y a los que presenten síntomas se les hará la prueba PCR, que es la que se envía a Caracas con el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, cuyos resultados demoran 15 días. A los que tuvieron contacto más cercano, aun cuando portaron equipos de protección personal, estarán en aislamiento preventivo.

Aunque el protocolo inicial era que los pacientes que resultaran positivos fuesen atendidos en los centros centinelas, las clínicas están obligadas a recibir y atender a pacientes con COVID-19. Sin embargo, el problema que enfrenta la mayoría de las clínicas en Ciudad Guayana es la falta de oxígeno. Las compañías que les suministraban se fueron del país porque el flete era demasiado costoso.

“En nuestro caso compramos una máquina productora de oxígeno, pero la estamos instalando. Un paciente respiratorio consume esas 12 bombonas en un momentito. Además de eso, en las clínicas estamos obligados a atender a los pacientes que sea, no solo a los que necesiten cuidados intensivos”, advirtió Dommar.

Gestión de cadáveres

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre las recomendaciones que hace para el embalaje y transferencias de cuerpos es que el equipo mortuorio y funerario cuente con todos los implementos de protección, como delantal de manga larga, guantes y protector facial.

Las bolsas de cadáveres no son necesarias para empacar el cuerpo, puede hacerse envolviéndolo en un paño u otro tejido, y retirarlo lo antes posible, así como mantener el mínimo de movilización y manipulación del cuerpo.

El embalsamiento no está recomendado en fallecidos por COVID-19, quienes podrán ser enterrados o cremados. Sin embargo, esto dependerá de los requisitos estatales y locales que se establezcan para el manejo y disposición de los restos de personas fallecidas por este virus.

En Bolívar son más de 850 casos oficiales los reportados hasta el 9 de julio, de los más de 8.372 en el país, con al menos 80 fallecidos. Este estado está entre los primeros cuatro con más contagios en Venezuela por ser fronterizo con Brasil, de donde han llegado connacionales a los que les han diagnosticado el virus en las pruebas rápidas.


CDC/Jhoalys Siverio.-

No hay comentarios.