#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Satanista se convierte a Cristo después de intentar detener culto al aire libre


Un satanista que intentó detener un servicio al aire libre, se rindió a Cristo al recibir el mensaje del Evangelio en el mismo lugar del evento.

El pastor Sean Feucht, de la iglesia Bethel Church, en Seattle, Estados Unidos, compartió el suceso en sus redes sociales, señalando que el satanista acudió al lugar para impedir que se predique el Evangelio, pero terminó entregando su vida a Jesús.

El testimonio de conversión de un satanista, ahora creyente de Cristo, decía: “Un satanista en Seattle nació de nuevo después de asistir al evento. El pastor Nathan de Seattle me lo acaba de confirmar. Jesús ama a los satanistas".

“¡Esto es tan increíble! ¡Jesús!", celebró el pastor Feucht.

“No se trata de nuestros nombres, nuestras marcas, nuestra música genial, pero se trata de ... ¡almas! ¡Se está moviendo por América! ”, Agregó el cantante. “¡Es hora de cambiar tu miedo por la fe! ¡Jesús es tan bueno! "

Los cristianos se reunieron para un momento de adoración en el parque Cal Anderson, mientras los manifestantes sostenían carteles y gritaban en señal de saludo a Satanás.



Feucht dijo que había unos 30 guardias de seguridad a su alrededor y la banda para contener a los manifestantes, que intentaron interrumpir el servicio y rompieron la batería, los pedales de la guitarra y el generador.

En un video grabado por uno de los manifestantes, es posible ver a la multitud cantando y bailando, a pesar de las interrupciones. "Cuanto más les grito, más se divierten", dijo alguien en la cinta. "Eso es ridiculo".

Feucht había celebrado otro servicio en Portland el sábado (8), con miles de fieles presentes. Organizó protestas similares en California para alentar a los cristianos a involucrarse más en la política y luchar contra el "doble rasero" que se ve en las restricciones al coronavirus, que limitan las iglesias y flexibilizan otras instalaciones.

De Noticias Cristianas del Acontecer Cristiano

No hay comentarios.