#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Desmantelamiento convierte a CVG Alcasa en un “cementerio de chatarra china”

Puntualizó que “el socialismo llevó a la ruina a todas las empresas del aluminio. No se salvaron ni las pequeñas cooperativas”.



Aluminio del Caroní (CVG Alcasa), una de las principales empresas básicas de Venezuela fue desmantelado, así lo indicó Henry Arias, dirigente sindical de la Corporación Venezolana de Guayana.

Arias le hecho la culpa al Estado, ente que, afirmó, esta cerrando y desmontando líneas operativas pero, en su lugar “desmantelan la empresa. Desarmaron las partes para fundirlas y venderlas como chatarra. Toda una cadena de empresas grandes, medianas y pequeñas se verá afectadas por la decisión. Es una muestra de la ineficiencia y la corrupción…Se dieron golpes de pecho por defender el legado de Hugo Chávez y hoy aplauden el cierre de las líneas III y IV de CVG Alcasa…con capacidad de producción de 170 mil toneladas de aluminio primario por año”.

Puntualizó que “el socialismo llevó a la ruina a todas las empresas del aluminio. No se salvaron ni las pequeñas cooperativas”.

También explicó que, en Alcasa se invirtieron más de 142 millones de dólares para la compra de grúas chinas y demás equipos “muy costosos”, dinero acerca del cual la empresa debe dar respuesta antela Procuraduría General de la República.

Tras la demolición y el cierre de las líneas operativas, más de 5 mil puestos de trabajo se vieron afectados y hoy, CVG Alcasa se convirtió en “un cementerio de chatarra china”.

No hay comentarios.