#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

Productores agropecuarios de El Palmar piden auxilio ante incesantes robos

El Palmar es la principal distribuidora de carne, queso y leche para Caroní y Angostura del Orinoco. Sus pobladores, que viven de la agricultura y la ganadería, han abandonado los campos dados los robos y la escasez de combustible.



Productores agropecuarios de El Palmar, en el municipio Padre Pedro Chien, además de la escasez de gasolina y la baja producción, sufren robos y desvalijamiento de sus fincas. Carlos López, productor de la zona, fue robado este martes en la noche por segunda vez en los últimos siete meses.

“Desvalijaron la finca y estropearon a los trabajadores”, dijo López. El productor con más de 15 años denunció que de la finca se llevaron una máquina de soldar, una desmalezadora, esmeriles, enseres de la vivienda y ropa de los dos trabajadores que allí vivían. Además de esto, mataron cinco novillas.

El productor estima que las pérdidas pueden rondar los cinco mil dólares, al costar cada una entre 400 y 500 dólares. Para marzo, cuando también fue robado, le mataron siete vacas de ordeño que aportaban a la producción de queso. “Los robos son continuos”, reclamó.

De acuerdo con López, los productores vecinos también han sufrido el desvalijamiento de sus fincas y han tenido que vender el ganado para evitar mayores pérdidas. Afirmó que, aunque funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) patrullan constantemente, las carencias de combustible han limitado la vigilancia de los demás organismos.

Señaló que la situación es caótica y que debe mejorarse. Solicitó que aumenten el patrullaje de los funcionarios, aunque entiende las complejidades que significa dado la escasez de gasolina.

Panorama desalentador

El presidente del Instituto Venezolano de la Leche y la Carne (Invelecar), Carlos Albornoz, aseguró a principios de 2019 que el contrabando de extracción y los robos en fincas habían generado la pérdida de alrededor de 900 mil reses durante 2018.

El presidente de la Asociación de Ganaderos de El Palmar (Asogapal), Julio Malavé, expresó que desde que comenzó el año han registrado más de 30 robos en las fincas. Considera que puede haber más que no han sido reportados por los productores.

Desde abril, ganaderos ya alertaban sobre la carencia de combustible y las consecuencias negativas que traían para el sector. Para finales de septiembre habitantes de El Palmar protestaban al no tener gasolina para vigilar sus centros de producción y trabajar. La casi nula asistencia a los campos ha hecho que tiren la toalla. “¿Cómo tú atiendes estos predios? No puedes”, reclamó.

Malavé conoce el caso de 20 productores agropecuarios que están vendiendo sus centros de producción al no poder atenderlos. “Están vendiendo fincas. Ves la cantidad de personas que mataron sus animales, sacrificaron todo y están nada más medio manteniendo la parte estructural”, agregó.

De acuerdo con el presidente de Asogapal, organismos de seguridad no tienen vehículos para el patrullaje. “Nos sentimos indignados, desprotegidos de la seguridad por parte del gobierno (...) tenemos mucho miedo, los trabajadores no quieren estar en las fincas”, expresó.

Los robos en El Palmar ya han dejado muertes. Para marzo del presente año antisociales asesinaron al ganadero Gustavo Rodríguez, de 31 años, en el fundo El Hatillo, el cual está a escasos 500 metros del módulo de la Guardia Nacional Bolivariana.

Los robos, las limitantes económicas y las expropiaciones han disminuido el sector agropecuario a casi la mitad. Para el mes de junio, Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) declaraba que para los años 90 Venezuela tenía alrededor de 17 millones de cabezas de ganado, pero para este año no superan ni los 9 millones.

CDC.-
Ayúdanos a seguir informando - Colabora con Upata Digital Publicidad

No hay comentarios.