#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

Piñatas con la imagen de Nicolás Maduro para que venezolanos despidan el año en Perú

Los venezolanos tienen la opción de participar en las tradiciones peruanas y los comerciantes ponen a su disposición piñatas de Nicolás Maduro.



Primer Informe

El Cercado de Lima, en el centro de la capital peruana es desde el 26 de diciembre un sitio en donde los peruanos acuden a hacer compras de última hora y entre los productos que más se comercializan en la zona son las piñatas de Nicolás Maduro para que la gran comunidad de venezolanos residentes en el país, despidan el 2020

Vendedores y comerciantes de Mesa Redonda uno de los sectores comerciales más grande del centro de Lima, comercializan piñatas de Nicolás Maduro.

El producto es muy vendido entre los venezolanos en el Perú.

Son tantos los venezolanos en Perú que ahora también son convidados a compartir las tradiciones decembrinas de quemar muñecos con el año que se va.

Tradicionalmente los peruanos llevan a cabo esta costumbre con las personalidades más rechazadas durante el año, y así despedir lo malo del año saliente.

Los vendedores de la zona tienen en sus puestos las clásicas piñatas de fin de año, vendidas con las medidas de bioseguridad para evitar contagios de la COVID-19.

Las piñatas oscilan entre 10 soles a 12 soles ($3,2) y si llevas kit (cotillón , mazo y piñata), la oferta es 20 soles ($6) nos comentan Christian, de la piñatería la Reyna, que está ubicado en el jirón Huallaga, según una nota Libero.

Keiko, Merino y Vizcarra entre los más solicitados

Además de las piñatas con la cara de Maduro, vendedores contaron que las caras de otros políticos peruanos también siguen siendo de las más solicitadas.

Piñatas con caras con Keiko Fujimori, Manuel Merino y Martín Vizcarra siguen estando en los estantes de las principales confiterías del centro de Lima.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme Publicidad

No hay comentarios.