#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

Pranes "dueños" de las colas para surtir gasolina en Upata cuentan con el apoyo militar

Upata.- Listas tras listas, grupos de WhatsApp, pagos elevados en dólares, venta de puestos, “amiguismo”, numeración de vehículos, y hasta  comercialización de frentes de las casas y reuniones de conductores se han generado con las largas colas para surtir combustible, en cualquier estación de servicio en la capital piarense, al sur del estado Bolívar.

La situación con la gasolina no ha variado en el municipio Piar en este 2021. Por el contrario, la crisis por el combustible se ha agudizado. Ya no importa si la gasolina es subsidiada o dolarizada, las colas siguen siendo interminables y permanentes.

Tampoco importan los terminales de placa. Lo que prevalece es la suma de dólares que se pueda pagar a los llamados “dueños” de las colas que existen en esta población del estado Bolívar.

Con la escasez de combustible se ha intensificado la figura de los “pranes” de las colas, muchos bajo la mirada del sector militar, encargado de “coordinar” las listas, numeración.

Miguel, quien prefirió no decir su apellido, conductor con más de una semana en cola, comentó: “si usted tiene dólares suficientes, conoce a quien está a cargo de alguna cola, echa gasolina y de los primeros”.

El primer despacho de gasolina para sectores no priorizado en este 2021 comenzó el pasado lunes 11 de enero, por terminal de placas. Sólo en las gasolineras con despacho se contabilizaban no menos de 400 vehículos en cola, que ya estaba en “lista” desde antes de que finalizará el año 2020. 

Un “negocio” y varias modalidades 

Con la agudizada escasez de gasolina, prolifera la venta de puestos en las colas a través de varias modalidades, una de ellas, y la más común, es el cobro mínimo de 10 $. 

También, está otra forma de cobro, que consiste en ubicarte dentro de la cola, pero debes “pagar” con 10 de los 20 litros de gasolina que te surtan en tu vehículo. Esta práctica significa un ingreso para los “dueños” o “pranes” de colas de hasta 25$ solo por vehículo, debido a que el litro es comercializado a 2,5 $.

Pero, existe la práctica que mayor dividendo genera, y es la colocación en cola de varios vehículos coordinados en grupos, a los cuales luego le sustraen la gasolina  por completo para comercializar. 

Cada vez surge más la manera de rebuscarse o hacer de esta situación un negocio. En la capital piarense los frentes de las casas por donde pasa la cola son “vendidos”, y tomados como si fuera una empresa familiar, tras generar pagos en divisa norteamericana.   

“La situación está muy dura, y si van a parar carros frente a mi casa por una cola de gasolina, deben pagar por eso”, señaló Ana Martínez, una mujer de 68 años, jubilada, y que hasta ayer sólo vivía del pago generado por su pensión de apenas 1.200 bolívares. 

Una sola familia puede llegar a vender el frente de su casa a unos tres vehículos. Todo dependerá de la longitud del área, la permanencia de la cola y de ello el ingreso que le genere. 

El comercio por las fallas de combustible es una nueva manera de sobrevivir en el municipio Piar, al igual que en el resto de Venezuela. 

Upata cuenta con cinco gasolineras, y en cada una de ellas la venta de puestos en cola es el mismo. Lo único que puede variar son los protagonistas. 

De: El Luchador/Rafael Contreras

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme Publicidad

No hay comentarios.