#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

La pendemia no permitió la tradición | Se salvaron muchos Judas del fuego en Upata

"La pandemia Covid-19 no permitió Quema y Tradición del monigote a los piarenses"

Foto Archivo / Piedra Santa María

Upata.-Este domingo, 4 de abril del presente año, día de resurrección culminó la Semana Santa, y con ello el cierre de estas festividades religiosas, no hubo la tradicional Quema de Judas Iscariote, en sectores populares de la población, del conocido personaje en los anales de la historia bíblica como traidor a Jesucristo, al vender por 30 monedas de plata y dar el beso en mejilla al hijo de Dios, haciendo de esa manera entrega formal de Jesús de Nazaret, a sus enemigos.

Tampoco, se pudo observar monigotes o Judas en urbanismos y barriadas de la población, debido a las restricciones y normativas, de las autoridades gubernamentales sanitarias, en persuadir a las familias, para quedarse en casa como medida de protección, contra la pandemia Covid-19

En relación a festividades religiosas, durante semana mayor sólo la misa oficiada desde la iglesia San Antonio de Padua, llegó como mensaje de Dios, a través de las radioemisoras, hasta los hogares, cuyos exhortos y reflexiones hicieron eco en las familias, quienes en su mayoría, guardaron reposo y quietud en sus hogares.

De igual manera, un paseíllo fue dado a la imagen del Nazareno de San Pablo, por sectores populares, este recorrido realizado en vehículos, con poca feligresía, ante la situación de salud existente.

Foto Archivo

Lugar Emblemático sin Judas

Es sin duda la piedra Santa María, una inmensa roca milenaria existente en el sector Maturín, otrora espacio para la recreación del upatense, turista y visitante, que cada año, en temporada de semana mayor y día domingo de resurrección, acuden gran afluencias de personas, para escuchar testamentos y observar la tradicional quema del mítico personajes antes citado, que durante la semana santa que culmina, no fue posible la destinada tradición.

Creatividad, Humor y Tradición

Finalmente, no escapa la creatividad del vecino, humorista, cultor, rescatista de tradiciones y costumbres, en fabricar un monigote o judas, con prendas de vestir, en desuso guardadas por familias para crear al Judas en barriadas populares, como urbanismos de la población; dando forma y figura al físico de políticos, comerciantes, o personajes tradicionales de pueblos, que son el hazmerreír  durante lectura de testamento,  quema del Judas y con ello mantener viva esa tradición milenaria.

Redacción Upata Digital

***Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad