#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad Publicidad

El salario mínimo alcanza para adquirir un huevo de gallina por día


Al trabajador venezolano ya no le llama la atención el anuncio que hace, cada primero de mayo,  Nicolás Maduro, dice Julio Marín, presidente del Sindicato de Empleados Públicos del Ejecutivo del estado Lara. 

Porque el aumento decretado es basura, pues no sirve para nada, agrega Andrés Velásquez, quien fuera dirigente sindical de Guayana, gobernador de Bolívar y excandidato presidencial.

Alcanza apenas para adquirir,  diariamente, un huevo de gallina, lo que resulta insólito que de esa manera pueda alimentarse un trabajador y su grupo familiar, sentencia el doctor León Arismendi, abogado laboral y profesor universitario.

Trabajadores, pensionados
 y jubilados mueren de hambre

Sólo en Barquisimeto se registró la protesta de los trabajadores este año, en la ocasión del Día del Trabajador, destaca Julio Marín  a Elimpulso.com porque viniera ese día Juan Guaidó, presidente de la legítima Asamblea Nacional, sino porque con anticipación habíamos elaborado un documento para enviarlo al Poder Legislativo, a fin de pedir la ayuda humanitaria para los trabajadores, tomando en consideración la situación por la cual atraviesan millones de personas, que apenas sobrevivimos.

Los trabajadores no se asombran de esos aumentos, comenta.

 Anteriormente, había expectativa cada primero de mayo por los aumentos salariales, que no es que han sido aumentados, sino reducciones.

Cuando llegó al poder Hugo Chávez, lo mínimo que ganaba un trabajador eran 250 dólares, expuso. Y al asumir Maduro,  en el 2013, ya se había reducido el ingreso mínimo a 200 dólares.

Al 30 de abril de este año estaba a 0,65 centavos de dólar. Y si lo ha llevado a 7 millones de bolívares el salario y a 3 millones el bono alimentario, todo esto viene siendo algo asi como 3  dólares cuando lo perciba.

Si como dice el oficialismo, los beneficiarios son 8 millones de personas, divididos en trabajadores de la administración pública y los pensionados y jubilados, nadie se beneficia con esa miseria que se va a pagar.

Las cifras alarmantes que han dado a conocer los especialistas, como el doctor Jesús Casique, son también demoledoras para el régimen: el año 2020 terminó la inflación con 3000 por ciento de aumento,  la devaluación del bolívar ocasionada por el régimen se ha situado en más de 3 mil millones por ciento y la inflación acumulada desde que Maduro asumió el poder es de 30 mil millones por ciento.

Seguidamente, Marín pregunta: ¿Qué salario puede aguantar esa carga?  Si el aumento hubiera sido de 30, 60 o mucho más, indudablemente, no hubiera tenido ninguna incidencia porque el bolívar ha sido pulverizado por la hiperinflación.

Es por ello, recalca, que estamos pidiendo un auxilio de ayuda humanitaria para todos los trabajadores, jubilados y pensionados. Porque éstos últimos dieron la mayor parte de su vida al trabajo y hoy se están muriendo de hambre.

El Impulso.-

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad