#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

En 12 mil euros vendían bebés venezolanos en España y Francia

Las madres eran abordadas por miembros de la mafia cuando cruzaban la frontera hacia Colombia


Los bebés recién nacidos de madres venezolanas eran un negocio redondo para integrantes de una banda en Cúcuta que se dedicaba a la venta de los infantes en España y Francia por un monto de entre 10 mil y 12 mil euros.

Los desalmados se encargaban de abordar a las mujeres en estado de gravidez que llegaban a Colombia huyendo de la situación económica, para convencerlas de vender en altas sumas de dinero la criatura.

Una vez persuadidas las migrantes, le hacían seguimiento durante las semanas restantes a la fecha del parto en el hospital de Cúcuta; tras el alta la llevaban junto al bebé a una vivienda en el barrio Santa Teresita, para luego agilizar los papeles y hacer pasar al niño como hijo de dos de los detenidos.

Luego de terminada la documentación se llevaban a la criatura hasta Ecuador y de allí partían a España o Francia para hacer la entrega a la pareja que había cancelado la suma exigida por los delincuentes.

Por este caso, autoridades colombianas detuvieron a cinco persona, tres de ellas identificadas como: Hernando Gómez Becerra, Valeria Alejandra Pérez Herrera y una mujer de nombre Jaqueline. Faltan por identificar y capturar dos más.

A estos le seguían los pasos desde hace varios meses, luego que se conociera el modus operadi de la banda con una participación en el nosocomio de Cúcuta, donde fue recuperado un bebé.

En el operativo efectuado en el Norte de Santander también rescataron a un niño que ya tenían listo para sacarlo del país.

Datos del caso

De acuerdo al periódico La Opinión, Gómez Becerra era quien tramitaba y falsificaba los  documentos de identidad.

Pérez Herrera (de nacionalidad ecuatoriana) era una de las jefas de la organización, al igual que Jaqueline, ésta última era la encargada de buscar los compradores de los bebés, para luego ubicar a las migrantes venezolanas que quisieran vender a sus hijos.

Gómez y Pérez se hacían pasar por representantes del niño, luego iban a Ecuador a casa de Jaqueline para viajar a Europa.

Los organismos de seguridad de Colombia siguen investigando el caso para conocer el paradero de los demás integrantes de la mafia y si guardan relación con otros expedientes que reposan en los despachos de los cuerpos policiales.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme Publicidad