#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

Un año de suplicio | En el estado Bolívar no cumplen cronograma de despacho de gasolina por placa


Hace un año el ministro de petróleo, Tareck El Aissami anunció el “Plan de Normalización y Regularización del Servicio de Combustible”. Una nueva medida que oficializaba un cronograma de suministro de gasolina por placa y con venta de gasolina con precio en dólares en 0,50$ y subsidiada, 5 mil bolívares, equivalentes a 0,02 centavos de dólar en ese entonces.

Pese a que el anuncio fue realizado desde el mismo gobierno central, en Bolívar, uno de los estados más afectados por la escasez de gasolina desde hace dos años, el plan no se cumple desde el primer día.

"Muchos de los trabajadores compran gasolina en mercados informales, por lo menos para llegar hasta El Tigre que se hace más fácil surtir gasolina. La mayoría de nuestra gente está viajando hacia la zona del centro del país porque hacia el sur del estado es muy complicado”.

“Ha sido un rotundo fracaso, persisten las colas. Hemos durado hasta dos semanas sin suministro de combustible”, cuestionó Raúl Gil, contador público y segundo vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Caroní (Camcaroní).

Gil señaló que empresas de la zona industrial Matanzas, Chirica y Los Pinos son de las más perjudicadas por las limitantes de combustible pues se afecta tanto el área operativa como de transporte de empleados.

Para el asesor en tributos, la actividad económica en el municipio Caroní cayó un 90%. “Se puede visualizar en la baja recaudación fiscal que tiene la Alcaldía y la administración tributaria nacional (…) producto de que no hay actividad económica”, señaló.

Recriminó que en estados como Miranda, Anzoátegui y Monagas no haya tantas limitantes de combustible como en Bolívar y planteó que se mejore el despacho en el estado con previo diálogo con los gremios y la sociedad civil, para reactivar la actividad económica.

Paralizado el sector transporte


De los sectores que más dependen del combustible está el sector transporte, hoy golpeado por la escasez tanto de gasolina como de gasoil. Según el gremio de transporte público apenas operan 450 de 1.300 unidades en la entidad. La situación es igual de dramática cuando se trata de los transportistas interurbanos, los que sufren mayores limitantes de traslado y ninguna garantía de suministro de combustible por parte del Estado.

Un transportista de líneas interurbanas, que prefirió no identificarse, sostuvo que se están priorizando viajes al centro del país, por encima de traslados a los municipios al sur como El Callao o Roscio, debido a las complicaciones que representa transitar por el estado Bolívar.

“Muchos de los trabajadores compran gasolina en mercados informales, por lo menos para llegar hasta El Tigre que se hace más fácil surtir gasolina. La mayoría de nuestra gente está viajando hacia la zona del centro del país porque hacia el sur del estado es muy complicado”, comentó.

“La situación del estado Bolívar es crítica”, lamentó el transportista. A su vez comentó que deben tomarse los correctivos para que haya una normalización del suministro debido a que se está afectando la economía y han tenido más de un 50% de caída en los viajes.

Los transportistas ante las limitantes de tránsito y la escasez de gasolina han migrado a trabajos como la venta de víveres en mercados municipales o venta de comida rápida. “La gente ya no paga los precios que tú puedes cobrarle cuando compras gasolina en mercados informales (…) se nos hace muy difícil trabajar”, comentó.

Un año de suplicio


El mismo 1 de junio de 2020 los guayaneses que volvieron a las colas con la esperanza de un mejor suministro y servicio se encontraron con un despacho de solo 20 litros en estaciones de servicio con gasolina subsidiada y apenas 30 en las estaciones a precio dolarizado donde el despacho debía ser ilimitado.

Según la versión oficial se subsidiarían hasta 120 litros por vehículo al mes, pero eso nunca ocurrió, en el mejor de los casos, conductores guayaneses llegaron a recibir 40 litros de gasolina subsidiada.

Lo que era ya una medida limitante para conductores que requieren una alta demanda de combustible para trabajar, empeoró con el pasar de los días. Tres semanas más tarde fue suspendido el suministro en semanas de cuarentena radical del esquema 7×7, y fue impuesto un despacho cada dos días lo que mermó aún más los días que los ciudadanos podían abastecerse.

Protestas y gasolina en $5


Los reclamos no tardaron en llegar. Según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, Bolívar con 13 protestas fue el tercer estado con mayor cantidad de manifestaciones por combustible en julio del 2020. Las manifestaciones también continuaron en agosto y septiembre.

En estos últimos dos meses en Ciudad Guayana se cumplieron hasta 21 días sin servicio de combustible y conductores pasaban hasta ocho días en colas para abastecerse. Las restricciones de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) solo impulsaron los mercados negros en el estado. Durante agosto y septiembre la gasolina subió entre 3 y 5 dólares el litro.

En octubre las desatenciones continuaron durante el reinicio de despacho por número de placas. Según el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, el 5 de octubre “todas las estaciones de servicio” debían abrir a las 6:00 de la mañana, pero ni ese día, ni el siguiente se despachó combustible en el estado.

Pese a que en otros estados del oriente del país ha habido suministro sin colas, conductores guayaneses siguen recibiendo despacho cada dos y tres semanas

Durante los tres que continuaron hubo protestas. El malestar tuvo un desenlace fatal cuando el 8 octubre en la estación de servicio de Castillito en Puerto Ordaz asesinaron a Carlos Manuel Brito Cariamana, de 32 años, tras supuestamente haber discutido con otro hombre.

Posterior a esto, el 9 de octubre en la estación de servicio El Gallo, en San Félix, en una discusión entre funcionarios del Ejército y conductores en cola, golpearon a un sargento de la Guardia Nacional, causándole traumatismo craneoencefálico moderado con fractura del lado derecho de la región occipital.

Ninguno de estos hechos sirvió para mejorar el despacho de combustible en la región. Las manifestaciones continuaron en los municipios del sur, específicamente en Roscio y El Callao, donde cumplieron seis meses sin despacho.

El año 2021 tampoco trajo mejoras. Aunque en otras regiones cercanas como Monagas y Anzoátegui, los conductores podían abastecerse sin colas en las gasolineras dolarizadas, en Bolívar todo empeoró. Hubo semanas de flexibilización donde solo se despachó a dos placas de vehículos.

El 15 de abril en Guayana se cumplieron tres semanas exactas sin despacho y algunos conductores cumplieron 36 días sin recibir combustible, el tiempo más largo sin suministro.

La ZODI reanudó el despacho el viernes 16 de abril, justamente horas después que en redes sociales se anunciaran protestas para exigir gasolina. “Yo verdaderamente no creo que haya ninguna política para ayudar, la intención de ellos es mantenernos de rodillas, como lo han logrado hasta ahorita”, cuestionó una conductora en ese entonces.

Aunque Bolívar tiene un año bajo un cronograma que no se cumple, los ciudadanos continúan con la esperanza de que el despacho mejore, que puedan tener acceso a combustible sin humillación y que la llegada de más gasolina pueda permitirles trabajar de mejor forma, luego de también ser golpeados por la paralización que ha generado la pandemia y las semanas de cuarentena radical.

CDC

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme Publicidad