#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

El Koki lleva cuatro años unificando bandas que operan en Caracas


Carlos Luis Revete, «el Koki», de 43 años de edad, se encuentra solicitado por autoridades policiales desde 2013 por los delitos de robo, homicidio y narcotráfico. También se le atribuyen faltas por extorsión y secuestro a partir de 2017, reseñó El Pitazo.

La megabanda que lidera junto al Garbis y el Vampi se consolidó en 2017 debido a que Revete se encargó de unificar las bandas más poderosas que operaban en El Cementerio y El Valle y lo mismo hizo con La Vega este año, como parte del proyecto que tenía Jesús Alberto Ramos Calderón, «el Chavo», quien era el líder de la pandilla a la que el Koki pertenecía. Calderón fue asesinado en 2015.

Según lo detalló InsigthCrime en sus investigaciones, en 2017 contaba con 120 lealtades, pero con el transcurrir del tiempo y la metamorfosis del delito, que ahora se cotiza en dólares en medio de la crisis humanitaria que atraviesa el país, el número ascendió a 300 para este 2021.

En lo que va de año, esta agrupación ha protagonizado varios tiroteos que paralizaron Caracas. Todas estas actuaciones quedaron documentadas en videos que en su mayoría fueron grabados por los propios vecinos.

En uno de los incidentes más destacados, que ocurrió a mediados de abril, funcionarios del Cicpc fueron acorralados por una ráfaga de balas. Este tiroteo fue grabado por los funcionarios y luego difundidos en redes sociales. En este caso fueron emboscadas dos patrullas de este organismo en la autopista Norte-Sur y heridos cuatro funcionarios; uno de ellos perdió un riñón y parte del hígado.

En su accionar destaca el secuestro a empresarios de la Gran Caracas, así como el delito de extorsión y narcotráfico. En marzo, El Pitazo accedió al testimonio de varios vecinos de la Cota 905 que contaron en detalle que en varios puntos de esta comunidad existen exhibiciones de drogas y armas. Dijeron también que la zona es constantemente vigilada por los propios delincuentes mediante drones que sobrevuelan.

Durante el proceso de captación de miembros de su banda, el Koki hizo conexión con la pandilla que lideraba Leonardo José Polanco, «el Loco Leo» en El Valle. Llevaron a cabo varios actos delictuales juntos, pero luego este último decidió independizarse y así se inició una disputa entre ambos grupos criminales, que han sostenido varios encuentros armados para controlar territorios, los cuales se intensificaron en junio.

Investigaciones policiales determinaron que el Koki no es el líder de la banda de la Cota 905, pero sí es uno de los apoderados. El número uno de esta organización sería Carlos Alfredo Calderón Martínez, apodado «el Vampi».

Al Koki lo consideran un delincuente con orientación a lo social, según testimonios de sus propios vecinos, que le atribuyen la organización de eventos deportivos, entregas de bolsas de comida, medicamentos y últimamente tapabocas, entre otros.

La medalla y el alias

Este martes 6 de julio circuló por redes sociales una imagen reciente del Koki, quien se fotografió portando tres gruesas cadenas de oro, una de ellas rotulada con el remoquete por el que es conocido y en la que se lee Koki en lugar de Coqui.

Este delincuente es conocido además por posar en varias fotografías no solo festejando, sino entregando comida y medicinas en la Cota 905.

Hasta la fecha, la única declaración policial vigente fue la realizada por el comisario Douglas Rico, director del Cicpc, en la que aseguró que iniciaban un proceso de diálogo con este delincuente y los otros líderes de la zona para que «depusieran su actitud hostil».

Fuente: El Pitazo

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad