#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad Publicidad

Pastores que violaban niños en Upata fueron condenados a 30 años de cárcel


El Tribunal de Juicio de Violencia Contra La Mujer 2°, con sede en la ciudad de Puerto Ordaz, municipio Caroní en el estado Bolívar, dictó sentencia máxima de 30 años de cárcel a
dos pastores evangélicos y aun tercer individuo, acusados de violar en reiteradas oportunidades a cinco menores de edad y un joven de 18 años de condición especial en octubre del 2019.

Este caso que causó conmoción nacional, fue llevado por la Fiscalía 13 de control, el Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente (CPNNA) de la ciudad de Upata y la policía municipal, luego de casi dos años de ocurrido el hecho y varios intentos de sectores políticos allegados a los acusados de lograr su liberación, se conoció la sentencia de pena máxima de 30 años de cárcel.

Los acusados estuvieron detenidos un año en la sede de la policía municipal, luego remitidos por la fiscalía regional al penal de El Dorado al sur del estado Bolívar, donde esperaron el veredicto del tribunal y ahora pagarán condena.

Este caso que primero impactó en la comunidad de Villa Verde, en la ciudad de Upata, capital del municipio Piar, se conoció tras la denuncia de los vecinos de este sector ante el CPNNA y la policía municipal donde informaron que los presuntos pastores evangélicos Luis Vega y Joel Rivas, junto a Luis Carlos González padrastro de cinco niños y un joven de condición especial abusaron física y psicológicamente.

Luego de las investigaciones y exámenes forenses realizados por las autoridades, más el testimonio de los niños, se confirmó que los menores fueron abusados sexualmente. Días después los tres sujetos declararon ser culpables de los actos de violación.

En las declaraciones los niños de 12, 11, 8, 5 y 4 entre ellos dos niñas y cuatro niños, manifestaron que el trio de delincuentes, les ofrecían dulces para poder abusar de ellos, mientras que Luis Carlos González en su condición de padrastro, los obligaba a tener relaciones sexuales.

Comentaron en su momento los vecinos que uno de los violadores, haciéndose pasar por pastor y consejero familiar, recibió en la casa comunal a esta familia sin hogar donde la madre permanecía en la calle trabajando mientras el padrastro de los niños y los supuestos pastores se dedicaban al cuidado de los menores.

VI

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad