#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad Publicidad

Maduro y Cabello se reparten el poder en las primarias chavistas

La dirección nacional del gobernante Partido Socialista Unido por Venezuela (PSUV), liderado por el flamante Diosdado Cabello, calificó ayer de «éxito total» las primarias chavistas que tuvieron una participación de apenas 3,5 millones de votantes, lo que representa un 17,5% del padrón electoral venezolano. Una farsa más del régimen con la que pretende engañar al mundo sobre lo abierto y democrático del sistema electoral venezolano de cara a las elecciones regionales y municipales del próximo 21 de noviembre, que impulsan Estados Unidos y la Unión Europea.

Por primera vez, en una larga temporada, el chavismo puso a prueba a sus líderes en las urnas, en una jornada donde se decidieron las candidaturas a alcaldes, gobernadores, concejales y legisladorese stadales del oficialismo. Aunque al cierre de esta edición aún se seguían contando papeletas en algunos estados, el poder quedó repartido prácticamente a partes iguales entre los candidatos apoyados por Cabello y los abanderados por Nicolás Maduro.

Al menos una docena de gobernadores revalidaron sus cargos, como fue el caso de Omar Prieto en el estado Zulia; el hermano de Hugo Chávez, Argenis Chávez en su natal Barinas; Victor Clark en Falcón; José Vázquez en Guárico; Adolfo Pereira en Lara; Julio León en Yaracuy y Lizeta Hernández en Delta Amacuro. El posible sucesor de Maduro en unas eventuales presidenciales, Héctor Rodríguez, también triunfó en Miranda; al igual que el excéntrico Rafael Lacava, que obtuvo un contundente apoyo del 65% de los votos en Carabobo.

A las 3 de la madrugada hora local, Cabello salió junto a miembros de la dirección nacional de la ‘tolda roja’ para anunciar los resultados, sin dejar antes de presumir de las «largas colas» en los centros de votación que supuestamente les obligó a retrasar el cierre de las mesas hasta altas horas de la noche. No hubo espacio para señalar la violencia registrada contra electores, la agresión a los periodistas que cubrían el proceso y los problemas logísticos y retrasos que marcaron las primarias oficialistas.

Las irregularidades tampoco se hicieron esperar. El exconcejal de un municipio en Aragua denunció que el actual gobernador de la entidad, Rodolfo Marco Torre, habría obligado a los empleados públicos a participar en las primarias del PSUV y fotografiar su voto como constancia de haberlo apoyado. Otras denuncias apuntan que los gobernadores de Monagas y Miranda, que buscan su reelección, aprovecharon sus cargos actuales para hacer propaganda electoral, violando así el reglamento de campaña del partido.

El cruce de mensajes en clave interna entre Nicolás Maduro y Diosdado Cabello fue evidente durante toda la jornada. «¿Ahora qué nos toca?, nos toca la unión total», manifestó el mandatario venezolano que ha invitado a «pasar página a la rivalidad», en un contacto telefónico realizado una vez que el ex «número dos» hizo públicos los resultados. También admitió las limitaciones y los retrasos que se presentaron por contar solo con 5.108 máquinas «el 10 por ciento de las habilitadas en un proceso electoral normal».

A falta de completarse el recuento en los estados de Aragua, Apure, Bolívar, Cojedes, Monagas, Nueva Esparta, Sucre, Trujillo y Amazonas, ya se han confirmado algunas victorias, como la de la almirante Carmen Meléndez en la pugna por la candidatura a la Alcaldía de Caracas, la más importante de todo el país. La actual ministra de Interior, perteneciente al círculo cerrado del presidente venezolano ha desbancado a Jacqueline Farías, aliada de Cabello.

Grandes incógnitas generaron las precandidaturas de los estados Anzoátegui y La Guaira (anteriormente Vargas). Tras la muerte este mismo año de sus gobernadores, Aristóbulo Istúriz y José García Carneiro, ambos históricos líderes chavistas, quedaron libres dos vacantes que generan importantes rentas para sus gobernantes por la recaudación que suponen las «mordidas» y sobornos pagados en puertos y aeropuertos. En estos lugares claves, se impusieron Luis Marcano y José Terán, respectivamente. Marcano fue apadrinado por Maduro y Terán es íntimo de «Nicolasito», hijo del presidente, y por tanto responde a la misma línea. Así el mandatario venezolano suma dos tantos más.

Los estados fronterizos, como era de esperar y como contó el domingo ABC, quedaron en manos de Diosdado Cabello. Aunque aún no está todo decidido, el estado Apure puede traer sorpresas. Al igual que el estado Bolívar, que controla Maduro a través del general Justo Noguera, donde puede imponerse el hombre de Cabello, el actual alcalde de Caroní, Tito Oviedo. En esta parte del territorio se encuentra el arco minero que cuenta con 7.000 toneladas de reservas de oro, cobre, diamante, coltán, hierro, bauxita y otros minerales de alto valor industrial, que son utilizadas por el régimen para financiar la revolución tras la quiebra de Pdvsa.

Las bases del partido presentaron a más de 100.000 precandidatos. Los comicios, que entrarán el 15 de agosto en una nueva fase con la inscripción formal de candidatos, están pendientes de un diálogo con la oposición que debe confirmarse en los próximos días.

ABC.es

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad