#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad Publicidad

Teniente venezolano es señalado de reclutar mercenarios para ataques a minas ilegales


Un teniente retirado del ejército está señalado de reclutar a soldados venezolanos para proveer poder de fuego para la megabanda Tren de Guayana en una campaña por tomar el control de las operaciones de minería de oro en el sur de Venezuela, lo que revela el entramado cada vez más complejo entre las fuerzas armadas y las bandas criminales.

La denuncia la hizo en una confesión filmada un joven sargento, Ricardo Andrés Figueroa Largo. El video, con fecha del 12 de julio de 2021, fue divulgado por el periodista local Germán Dam en Twitter.

En el video, Figueroa afirma que él y otros soldados fueron contactados por un teniente retirado del Ejército, quien les ofreció US$1.000 al mes. Según las investigaciones de Dam, Figueroa ya había desertado del ejército cuando recibió la oferta del teniente, quien le dijo que trabajaría como guardia de seguridad para una empresa de oro en el estado de Bolívar. Pero a su llegada, Figueroa fue obligado a unirse a las filas del Tren de Guayana y fue enviado en un operativo para retomar una mina ocupada por la banda rival Organización 3R.

En un video aparte, Figueroa describe cómo la banda rival lo capturó. Ambos videos fueron filmados por sus captores, lo que despierta dudas sobre el grado de coerción que motivó la confesión.

Sin embargo, sus afirmaciones fueron replicadas por la abogada de derechos humanos Tamara Suju. Ella sostuvo que se desplegaron mercenarios en una campaña coordinada entre el Tren de Guayana y el ejército para tomar el control de la mina Atenas en el estado de Bolívar.

“El ejército avanzó en la zona para desplazar a los mineros y entregar la mina a este otro grupo”, le relató a Diario Las Américas.

La Brigada de Infantería 51 de Venezuela ocupó la mina en abril de 2021. En esa época, los mineros desplazados declararon a los medios locales que la incursión del ejército contó con el apoyo de enmascarados vestidos de negro.

Análisis de InSight Crime


Aunque no es posible para InSight Crime confirmar la versión de Figueroa con una fuente independiente, esta es consistente con numerosas informaciones recientes recibidas por InSight Crime relacionadas con la coordinación entre el ejército y el Tren de Guayana.

Según mineros locales, líderes sociales y fuentes del hampa, que hablaron con InSight Crime, el objetivo es arrebatar el control de minas rentables a pequeños mineros y bandas poco favorecidas en Bolívar, un estado de gran extensión y rico en oro al sur de Venezuela.

En 2021, la violencia ha arreciado en Bolívar, con la disputa por las minas entre el Tren de Guayana y otras mafias, conocidas localmente como sindicatos.

El Tren de Guayana tiene actualmente el control de las operaciones mineras en los municipios de Roscio y El Callao, y maneja redes de extorsión en Ciudad Guayana. Opera bajo el mando de Rony Yackson Colome Cruz, alias “Ronny Matón”, quien tomó el mando tras la muerte del anterior líder, Phanor Vladimir Sanclemente Ojeda, alias “El Capitán”.

Según una declaración de un delator de las fuerzas de seguridad, cuando se encontraba bajo el mando de su anterior líder, el Tren de Guayana era uno de varios sindicatos que gozaban de la protección del exgobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez.

Después de que Rangel Gómez saliera de la gobernación en 2017, quedó en el limbo cualquier continuación de las relaciones entre el gobierno local y el grupo. El Capitán fue asesinado por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), y el grupo sufrió ataques esporádicos de las fuerzas de seguridad en El Callao.

Pese a esos ataques, el Tren de Guayana ganó fuerza en el municipio de Roscio, este de Bolívar, entre 2018 y 2019.

InSight Crime

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad