Publicidad
Publicidad
Publicidad

Se sentó en un inodoro, lo mordió una serpiente y casi pierde su pene

Le extirparon parte de los tejidos genitales y requirió una cirugía estética
¿Imaginas que del inodoro salga un animal justo cuando estás sentado en él? Eso fue exactamente lo que le pasó a un hombre de 47 años de Reino Unido durante unas vacaciones en una reserva natural de Sudáfrica. Una enorme cobra venenosa (Naja annulifera) le saltó encima y lo mordió en sus testículos. Así comenzó su pesadilla.


El hombre sintió un dolor agudo desde sus genitales hasta el abdomen y pecho por unas tres horas, tiempo que tardó en llegar el helicóptero que lo trasladaría al hospital más cercano, ubicado a 350 kilómetros. Llegó con los genitales hinchados y morados, signo de una necrosis escrotal; según reportó la entidad de salud.


Comenzó entonces un proceso médico largo y doloroso, mediante el cual le realizaron un aseo quirúrgico en los genitales, que consistió en extirpar gran parte de los tejidos de estos. Todo ello acompañado de medicamentos para controlar la fiebre, ocho dosis de antídoto de veneno de serpiente y hasta una diálisis para las lesiones que había sufrido en los riñones.


Tras nueve días fue trasladado a un hospital de Países Bajos. Los médicos que lo atendieron documentaron su caso en la revista Urology Case Reports. “Aunque no desarrolló secuelas neurológicas, requirió hemodiálisis por lesión renal aguda”, dice el informe.


El paciente requirió una cirugía estética a través de la cual se le extrajo un injerto de espesor total de la ingle y se le colocó sobre el defecto del pene. Un año después las heridas habían cicatrizado bien y pudo continuar con su vida de manera normal, después de la pesadilla.


En el informe, los médicos advierten que las mordeduras de serpientes causan entre 81 mil y 138 mil muertes cada año en todo el mundo, y 400 mil discapacidades. Pero advierten que las cifras podrían ser mucho más altas, porque la mayoría de estos incidentes ocurren en zonas rurales donde muchas veces no son informados a las autoridades.

Las mordeduras de serpientes generalmente ocurren en las extremidades, este es el primer caso sobre envenenamiento de los genitales que se registra. Aunque encontrarse con estos animales en el inodoro es más común de lo que se espera.


Ya se han registrado otros incidentes similares en Tailandia, Malasia y Austria. Pero ninguno tan grave como este, pues la cobra que lo mordió es altamente venenosa, normalmente causa muerte de tejidos en el lugar y, si no se trata a tiempo, hasta un paro respiratorio y finalmente la muerte.


Por eso, los médicos dejan un mensaje: “¡Siempre descargue el inodoro antes de sentarse en países notorios por su población de serpientes!”.

Infobae

***Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad