Noticias Destacadas

+Sucesos

Pin It

Widgets

¿Por qué postergas tus responsabilidades? Tu cerebro tiene la culpa

Tienes que escribir ese trabajo para la clase, pero el piso está sucio y decides limpiarlo. Y después encuentras polvo en la mesa y la limpias, después lavas la losa, y antes de que te des cuenta ya es de noche y pasaste las últimas dos horas ordenando tu casa mientras que tu tarea sigue incompleta. ¿Te suena familiar?

¿Por qué postergas tus responsabilidades? Tu cerebro tiene la culpa

Procastinar es algo tan normal como comer, pero a diferencia de lo segundo, postergar las responsabilidades nos puede traer mucho estrés en el futuro. Entonces, ¿por qué lo hacemos? Según The New York Times la razón está en tu cerebro y se debe a un fenómeno llamado el «efecto de urgencia».

La ciencia de la procastinación

Según un estudio publicado en el diario científico Journal of Consumer Research, las personas tienden a escoger las tareas más urgentes aunque sean más pequeñas y no tengan tanto impacto en el futuro como las que no tienen una fecha límite. De hecho, prefieren elegir esa opción aún si el impacto es peor que el de la tarea más grande.

Según el estudio, las personas tienen «la tendencia de perseguir la urgencia sobre la importancia aun cuando las razones normativas estaban controladas». Eso se debe a que, de acuerdo con la investigación, «las tareas importantes son más difíciles y completarlas tarda más, mientras que las urgentes involucran recompensas más inmediatas y certeras, o porque las personas prefieren terminar las cosas más urgentes y después trabajar en las más importantes».

Está muy engranado en la mente, pero eso no significa que no hayan maneras de vencer la costumbre de procastinar. El expresidente de Estados Unidos, Dwight Eisenhower, tenía una estrategia para ser más productivo: la caja de Eisenhower. ¿De qué se trata? Él separaba sus acciones en cuatro categorías (o cajas):

Lo urgente e importante (las cosas que debes hacer de inmediato)
Lo importante, pero no urgente (lo que dejarás para después)
Lo urgente, pero no importante (las tareas que delegarás a otro)
Ni urgente ni importante (tareas que eliminarás)

Después deberás poner tus tareas del día en sus categorías correspondientes y listo, tendrás una guía visual para reconocer las acciones más importantes a realizar y priorizarlas.

Fuente: vix / MF

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2L8Ijy0
via IFTTT

Tags: , , ,

Tal vez te interese

No hay comentarios.:

Tus comentarios

Scroll to top