loading...
Pin It

Widgets

Pedro J. Torres: Confirman relación entre estructura anatómica del cerebro y el desarrollo de la obesidad

Upata Digital | 5:19 p.m. | 0 comentarios

Una de las principales razones por la cuales la obesidad y el sobrepeso se han convertido en una patología difícil de prevenir, manejar y combatir, es la multiplicidad de factores que intervienen en su aparición; constantemente se llevan a cabo nuevos estudios y se realizan nuevos descubrimientos sobre las causas que generan esta enfermedad, y cada nueva experiencia añade un hilo más a la complicada trama que hay que desenmarañar para hallar soluciones efectivas a este grave problema de salud pública mundial. Esta nota es compartida y comentada por la Fundación Torres-Picón, la cual entre sus objetivos atiende la prevención divulgativa en bienestar y salud humana.

Pedro J. Torres con la pintora Carmen Herrera. Aumentan las maneras de prevenir la obesidad

Uno de estos hilos ha sido recientemente revelado por un estudio efectuado por científicos de la Universidad McGill en Montreal, provincia de Quebec, Canadá, y publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, PNAS. Este estudio está basado en datos de imagen de resonancia magnética (IRM) y test cognitivos correspondientes a 1.200 personas, participantes en el Proyecto Conectoma Humano, un trabajo de investigación en neurociencia que ha venido elaborando un “mapeo de red” para estudiar la conectividad anatómica y funcional del cerebro humano.

Según los investigadores de la universidad, el estudio indica que las personas que padecen sobrepeso u obesidad tienden a presentar una flexibilidad cognitiva, una capacidad de gratificación, competencias visuoespaciales y una memoria verbal por debajo de las de personas con peso normal, lo que las hace más susceptibles ante los estímulos alimenticios y menos capaces de resistir la tentación que éstos plantean. Anatómicamente, tienden igualmente a presentar una corteza prefrontal izquierda más gruesa y un córtex prefrontal derecho más delgado. Asimismo, la amígdala izquierda, la cual cumple una función en la reacción ante los estímulos alimenticios, y las estructuras cerebrales relacionadas con la memoria episódica y la medición contextual son de mayor tamaño en las personas que tienen un elevado Índice de Masa Corporal.

Un buen número de los participantes en el estudio eran hermanos entre sí, incluso varias parejas de gemelos idénticos, lo cual permitió a los expertos analizar hasta qué punto influyen los factores genéticos en la transmisión de los caracteres relacionados con la obesidad. A través de estudios estadísticos se pudo determinar que los factores hereditarios se manifiestan en parte en la estructura anatómica del cerebro y en las funciones cognitivas y neurológicas.

“Esta investigación será útil para el desarrollo de intervenciones destinadas a ayudar a las personas afectadas por la obesidad”, expresó Uku Vainik, principal responsable del estudio, quien señaló que a través de un entrenamiento cognitivo se puede modificar el perfil neuro-comportamental relacionado con la genética que promueve el desarrollo de la obesidad, mejorando la capacidad de resistir la tentación a comer en exceso.

Por su parte, Alain Dagher, también miembro del equipo del estudio, expresó que “esta investigación refuerza la teoría según la cual el control del peso depende en parte de los sistemas cerebrales de alto nivel que intervienen en la cognición, la toma de decisiones y la motivación”. Explicó el experto que las características de la estructura cerebral que inclinan al consumo excesivo de alimentos son transmisibles genéticamente sólo en forma parcial, por lo tanto es válido afirmar que los caracteres hereditarios no son absolutamente determinantes en la aparición y el desarrollo del sobrepeso y la obesidad.

Todo esto sin olvidar, por supuesto, que la mejor medida es la prevención, a través de la adopción de hábitos saludables que incluyan una dieta adecuada y suficiente actividad física, a fin de evitar el desarrollo de la obesidad, el sobrepeso, la diabetes, y el consiguiente hígado graso.

La Fundación Torres-Picón recuerda que a más joven se tiene sobrepeso o se es obeso, peor es el efecto en pérdida de años respecto a la expectativa de vida. “Debemos profundizar y enseriar aún más la lucha internacional por prevenir y controlar la obesidad”, señala su presidente y portavoz, Pedro J. Torres.

GF/EDC

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2Mbtp6o
via IFTTT

Archivado en:: , , ,

0 comentarios