loading...
Pin It

Widgets

Niños dejan las aulas por hambre

Upata Digital | 12:18 p.m. | 0 comentarios

En junio 2018 varias organizaciones no gubernamentales que integran la Unidad Democrática del sector Educativo presentaron el primer diagnóstico de la enseñanza al finalizar el año escolar 2017-2018 y señalaban la grave situación en materia de matrícula, docencia e infraestructura. El informe denominado “Alerta, se desploma la educación como derecho humano” sirvió para que la Asamblea Nacional acordara la emergencia humanitaria compleja en septiembre pasado.

Niños dejan las aulas por hambre

Cuatro meses más tarde la crisis no solo no pasó, sino que se agravó al inicio del lapso 2018-2019, de acuerdo con los resultados del primer reporte de estas ONG, presentado hace una semana. Se acentuó la deserción y la exclusión escolar, en la mayoría de los 109 planteles de los estados Amazonas y Bolívar, afectados por las inundaciones del año pasado, no se iniciaron las clases; y en escuelas de Caracas y otras ciudades los niños están dejando de estudiar por hambre, según las conclusiones del trabajo realizado.

“Quisimos centrarnos en ocho problemas que expresan con claridad que si no hay cambio de rumbo político las perspectivas para el 2019 serán trágicas para la educación”, afirmó el profesor e investigador Luis Bravo Jáuregui, coordinador de Memoria Educativa.

Asegura que las condiciones de insalubridad y epidemias, el colapso de los servicios públicos ha ocasionado un impacto negativo en la educación. “El derecho a la educación de niños, adolescentes y jóvenes ha quedado como letra muerta y es usado a discrecionalidad para fines partidistas de control social”.

Materias raspadas

El reporte indica que se acentúa deserción y la exclusión en la educación inicial y primaria. “El inicio del año escolar 2018-2019 produjo un alto grado de dificultades, llegando la primera semana de clases a una asistencia promedio nacional del 25% en los niveles iniciales y primaria, destacando que ha sido la más baja que se haya dado en la historia de los inicios de los procesos escolares”.

Asegura que aunque progresivamente mejoró, en los primeros meses hasta ahora se mantiene una asistencia promedio nacional del 60%, a pesar de que la asistencia promedio debía haber sido entre 98 a 100%, según los estudios estadísticos escolares.

“Esto indica que el principal problema que viene afectando a los estudiantes es el acceso a las instituciones debido al colapso de los servicios de transporte y la poca alimentación en los hogares. Casos que marcan el problema de la exclusión escolar”, afirman los investigadores.

En los estados del sur, la inasistencia en la mayoría de 109 escuelas no pudo iniciarse el año escolar porque fueron afectados por las inundaciones de agosto y septiembre pasados. Aunque comenzaron algunas en octubre, continuaron las dificultades graves en las infraestructuras escolares. En Bolívar la deserción aumentó en 50% por hambre en zonas más pobres, según constató Cecodap, cita el reporte.

El abandono escolar alcanzó 82% en 11 estados , debido al reclutamiento de alumnos por grupos guerrilleros. “Bandas de delincuentes controlan la zona y hacen el mantenimiento de las escuelas. Por lo que la comunidad siente algún agradecimiento. Esto le permite reclutar niños para incorporarlos a la banda delincuencial. En el municipio Valera los muchachos dejan de estudiar para trabajar en el mercado de verduras donde distribuyen no sólo alimentos sino drogas”, según representantes del Colegio de Profesores de Venezuela, citados en el reporte..

La situación del Sistema de Alimentación Escolar es inaceptable, asegura los investigadores. “El 100% de los planteles que pertenecen al Sistema Boliviano de Alimentación Escolar no funciona con calidad ni en la cantidad prevista. La crisis alimentaria está lesionando el derecho a la alimentación de los niños y jóvenes”.

En escuelas del Distrito Capital solo se ofreció crema de auyama para el almuerzo. Es el caso del Liceo Caracas, un instituto de formación de talentos deportivos con una matrícula de 900 estudiantes que requieren de nutrientes para mantener las prácticas de atletismo, natación, entre otras disciplinas. En 85% de los planteles desapareció el desayuno y la merienda. En el resto del país solo sirvieron plátano sancochado con arroz, y en otras solo granos. “En pocos meses lo que queda del servicio en desayuno para nuestros niños en las escuelas estará desapareciendo”, según el pronóstico.

Fuente: 2001

EA

Tags: 
Categoria: 


from Informe21.com - Actualidad http://bit.ly/2sOQxAq

Archivado en:: , ,

0 comentarios