Pin It

Widgets

BCV inunda con billetes de 2 BsS que nadie acepta

Upata Digital | 4:09 a.m. | 0 comentarios

El gobierno de Nicolás Maduro imprimió durante 2018 más billetes de BsS 2 que de BsS 500, el de mayor denominación, tras un proceso de reconversión monetaria que puso en circulación dos monedas y ocho billetes a mediados de agosto, en medio de una agresiva hiperinflación.

BCV inunda con billetes de 2 BsS que nadie acepta

Al cierre del año pasado habían 676,6 millones de piezas del papel moneda de menor denominación, especie que solo alcanzaba para pagar dos boletos del Metro de Caracas (a razón de BsS 1 el viaje) y el tanque de gasolina.

El precio de la gasolina fue el único que no fue ajustado luego de la reconversión, por lo que el litro cuesta BsS 0,00001 y BsS, 0,00006 según sea el octanaje de 91 o 95, respectivamente. El bombero de la estación de gasolina es quien se queda con el vuelto (cambio) del papel de dos bolívares, ya que un tanque se llena con BsS 0,0036 en el caso de que sea de 60 litros.

La introducción de una nueva familia de billetes, que eliminó cinco ceros a la moneda, fue acompañada de una devaluación de 96,5%, que vislumbraba que el valor de esas piezas sería devorado rápidamente por la hiperinflación, que el gobierno utiliza como mecanismo para financiar el déficit fiscal ante la caída de ingresos de fuentes tradicionales.

Mientras el Banco Central de Venezuela imprimió más de 670 millones de notas de BsS 2, de billetes de BsS 500 apenas circulaban 21,8 millones al término de 2018, es decir, 31 veces menos que la cantidad de billetes de dos bolívares, que en la práctica no tienen ningún valor frente a una inflación que cerró el año en 1.698.488,2%, de acuerdo con la Asamblea Nacional.

El papel de seguridad en el que se imprime tiene mayor costo que el valor nominal del billete de BsS 2, que abarca 28,1% del total de piezas del cono soberano, en tanto la denominación de BsS 500 apenas representa 0,9%.

Para el 28 de diciembre de 2018, BsS 500 compraban un pan campesino que, según el recorrido de esa semana de Banca y Negocios, costaba BsS 400.

Con el cono monetario de los bolívares soberanos ocurre lo mismo que con la ampliación de la familia anterior. Ante el rápido avance de la inflación incorporó nuevas denominaciones, pero no las adecuadas ni en las cantidades suficientes para hacerle frente al rápido avance de los precios.

El papel moneda de BsS 2, que solo se acepta en el Metro de Caracas y estaciones de gasolina, es lo que fue el billete de 100 bolívares (el popular marrón) de antes de la reconversión. Era la denominación con más unidades en el cono anterior, pero que ya no tenía poder de compra.

Las piezas (monedas y billetes) de la familia que entraron en vigencia en agosto apenas representaron 11% del total de notas (21.784 millones) que circularon en la economía durante el año pasado, según la última data disponible del BCV.

El billete de BsS 10 que, al igual al de BsS 2, solo alcanza para pagar boletos del Metro y la gasolina, es la segunda denominación con más unidades del cono con 467,7 millones.

La cantidad de efectivo al cierre de 2018 representó 7,1% del total de liquidez monetaria que se disparó 68.185% en el año.

Economistas han advertido que al ritmo de la inflación actual antes de junio se hará necesario otro cono monetario.

Fuente: Banca y Negocios
YS

Categoria: 


from Informe21.com - Economía http://bit.ly/2E9xJm4

Archivado en:: , ,

0 comentarios