Pin It

Widgets

Ex alcalde Pemón se pronunció ante las matanzas en Ikabaru

Upata Digital | 8:15 p.m. | 0 comentarios

La masacre de Ikabaru será recordada toda la vida



Emilio González fue alcalde electo para el periodo 2017- 2021, no pudo completar su periodo debido al masacre ocurrida el 23 de febrero del presente año.

En el estado Bolívar es reconocido a nivel nacional por el potencial minero que posee en grandes reservas de hierro, bauxita, coltán, diamantes y oro, desde el año 2015, son varias las masacres reportadas en las minas de oro, la mayoría perpetradas por bandas delincuenciales denominadas “sindicatos”, que operan en los municipios del sur bajo la mirada complaciente de las autoridades del gobierno.



En Ikabaru

Ikabaru es uno de los pueblos indígenas más recónditos de Venezuela, parroquia del municipio Gran Sabana, cuya capital es Santa Elena de Uairen, situada a 15 minutos de Brasil. En esta zona se encuentran grandes reservas de oro explotadas desde hace décadas, pero a efectos de la crisis socio económica que vive el país se ha multiplicado las personas que han tomada esta vía como medio de subsistencia. En el poblado residen alrededor de 1300 habitantes, entre mineros, pequeños comerciantes e indígenas de la localidad.

Los hechos se presentaron el día viernes a eso de las 7 de la noche aproximadamente los pobladores presenciaron como hombres vestidos con ropa negra buscan a un sujeto conocido con el alias “Cristóbal”, al parecer era un integrante de la banda criminal del ciego que tenía cierto tiempo en la zona delinquiendo ya los pobladores lo habían denunciado con anterioridad.

Alias “Cristóbal” es Leslie Ezequiel Basanta y Johnny López  le llamaban “Chichi”, Este par había dominado a través de sus armas una zona llamada Puerto los Caribes y las minas de las caraota, bajo el permiso del capitán general del sector 7, Juan Gabriel González, quien según los pobladores tenía un vínculo cercano de negocio entre ellos y les permitía portar arma en la zona.

El Ex alcalde Emilio González y residente de esa parroquia expresó que todas esas series de irregularidades cometidas por el capitán en complicidad con las autoridades gubernamentales  se le escaparon de sus manos y origino esta masacre en una población minera, donde estos hechos nunca ocurrían. “Fueron muchos los inocentes que perdieron la vida por culpa de estas bandas armadas”.

Alarma y pánico

Para el ex alcalde quien además posee varios familiares y amigos de toda una vida en esa parroquia expresó que en la zona viven en zozobra, pues no saben cuándo estos grupos pudieran penetrar más allá de Ikabaru. “Mi familia no está tranquila después de estos hechos recientes”, dijo.



Masacre kumarakapay

Emilio se encuentra refugiado en Brasil desde los hechos acontecidos el 23 de febrero del presente año en la denominada masacre de Kumarakapay, donde varios indígenas murieron tratando de defender la entrada de una ayuda humanitaria por la frontera brasilera, fueron más de 7 muertos en esa oportunidad. Desde entonces se radico en Boa vista y perdió su embestidura de alcalde.

Desde allá no ha dejado de estar pendiente y darle seguimiento a los acontecimientos de Venezuela y su querida Gran Sabana, al ser entrevistado dijo que la dictadura operaba con dos brazos el derecho son los militares y el izquierdo son delincuentes armados denominados sindicatos o colectivos, con ellos someten a las poblaciones al pago de vacunas y extorsiones de comerciantes en toda la zona sur del estado Bolívar.

“Estos grupos trabajan de la mano con ellos, lo vienen haciendo desde varios años atrás desde que usted pasa Guasipati, hasta “Las Claritas”, conocerás que en cada pueblo hay un grupo delincuencial distinto controlando ese radio de acción; ese mecanismo están buscando implementarlo en Gran Sabana y nosotros los indígenas lo hemos impedido”.

Los occisos

El más querido de todos los fallecidos era el Sargento en situación de retiro Antonio José Perera Flores, de 46 años, quien llevaba cierto tiempo residenciado en la zona, fue profesor de instrucción pre militar en un liceo de Santa Elena de Uairen. Edinson Ramón Soto Suárez (46), era mestizo hijo de una indígena en el pueblo, Luis Alejandro Fernández Gómez, de 28 años de edad quien era sobrino de un comerciante en la localidad. Máximo Jeremy Muñoz Solano, este era menor de edad hijo de otro vendedor; estos 4  señores son habitante pobladores desde hace muchos años.

Los forasteros eran Leslie Ezequiel Basanta de 33 años y Johnny López de 18, fueron ajusticiados en una zona boscosa y lejana de la parroquia, contaron los habitantes.

Archivado en:: , , ,

0 comentarios