#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Más de 13 millones de venezolanos se ven afectados por la salida de DirecTV del país

La Cámara Venezolana de Televisión por Suscripción calcula que más de 13 millones de venezolanos se vean afectados por la salida de Directv del país. Este martes la empresa AT&T Inc. comunicó que cesaba actividades de manera inmediata.


Caracas. AT&T Inc. decidió este martes 19 de mayo cesar operaciones en Venezuela. La salida de Directv deja 600 trabajadores directos a la deriva y 2,3 millones de familias sin la señal de la mayor prestadora de servicios de televisión por suscripción en el país.
Según cifras de Conatel, hasta el segundo trimestre de 2019 Directv lideraba el mercado con 1.993.789 suscriptores (45,32 %). Otros 16,77 %, Intercable 13,79 %, Cantv 12,05 %, Telefónica 8,59 % y NetUno 3,49 %.
La Cámara Venezolana de Televisión por Suscripción (Cavetesu) considera que la salida de esta compañía, que llevaba 23 años en el país, es una gran pérdida para los usuarios y también para sus trabajadores.
Cavetesu recuerda que Directv llegaba a 2,3 millones de hogares y asegura que este prestaba servicio los 365 días del año. La decisión impactaría en más de 13 millones de venezolanos, si se estiman seis personas por familia.

AT&T Inc. informó este martes que concluía operaciones en el país con efecto inmediato. “Las sanciones de EE. UU. a Venezuela han prohibido la transmisión de los canales de Globovisión y Pdvsa, los cuales se requieren bajo la licencia de Directv para proporcionar el servicio de televisión de pago en Venezuela. Debido a que es imposible cumplir con los requisitos legales de ambos países AT&T se vio obligado a cerrar sus operaciones de TV paga en Venezuela”, reza el comunicado.
Las tarifas por los servicios de Directv hasta abril se mantenían entre los 150.000 y 300.000 bolívares, dependiendo del plan, lo que equivale a cerca de $1 y $1,50 a la tasa oficial.
“Esto afecta 600 empleos directos. Los empleos indirectos es casi imposible de saber porque Directv cambió su estructura y actualmente trabajaba con tercerizados, eran empresas que prestaban servicio técnico y de instalación bajo contrato”, explica Evelyn González, presidenta en Cavetesu en entrevista a Crónica.Uno.
La vocera señala que la penetración de los servicios de televisión por suscripción alcanza 65 % de los hogares totales del país, lo que representa unas 7 millones de familias en Venezuela, según el último censo de población. En ese sentido, precisa que el más grande prestador de servicio era Directv, que se hacía con la mayoría de los suscriptores. “Hay muchos cableoperadores distribuidos en todo el país, sobre todo en el interior, pero sin la misma penetración”, dice.
A juicio de González, será cuesta arriba que otro proveedor pueda suplir la oferta que manejaba Directv. “Para ofrecer a 2,3 millones de hogares que se quedan sin el servicio, tienes que tener un ejército de gente que vaya con equipos y tecnología, tienes que importar equipos, importar el cable, está la instalación, es bastante complicado y es una cifra importante para satisfacer de forma rápida”, explica.
"Para las telecomunicaciones y el servicio de difusión es una enorme pérdida que Directv cese operaciones. Es una empresa muy importante para nosotros los sucriptores. Nos quedamos sin nada a partir de hoy, Evelyn González, presidenta de Cevetesu.

No hay comentarios.