#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Sector privado propone reactivación total del aparato productivo nacional

La Confederación Venezolana de Industriales -Conindustria- y el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios -Consecomercio- presentaron este martes en rueda de prensa una propuesta conjunta para reactivar de forma definitiva la economía nacional para salvar los puestos de empleo que están en riesgo y la producción nacional, luego de cinco meses de haberse decretado el Estado de Alarma Nacional para frenar la propagación del Covid-19 en el país.

El plan hecho por Consecomercio y Conindustria, sería a partir de la semana del 17 de agosto, cuando en el esquema 7×7 iniciaría otra semana de cuarentena radical.

La propuesta se basa en una desescalada controlada para una reactivación verdadera de la fuerzas productivas de la nación con estrictos controles de bioseguridad, debido a que el actual programa se hace inviable para el dinamismo de la economía venezolana.

Adán Celis, presidente de Conindustria, apuntó que apenas 18,1% de la capacidad de producción es utilizada hoy por las industrias venezolanas. Celis explicó, además, que ningún sector puede quedar excluido de la posibilidad de abrir sus puertas y mantenerse en actividad, porque de eso dependen 3.000.000 de empleos privados.

Las estadísticas manejadas por Consecomercio y Conindustria reflejan que apenas 2 de cada 10 empresas privadas del país pueden operar sin interrupciones durante esta pandemia del nuevo coronavirus.

Ambos representantes gremiales resaltaron que las otras 8 compañías que permanecen cerradas durante las semanas de “cuarentena radical” también necesitan operar y generar ingresos, para continuar tanto con el pago de los salarios a sus trabajadores como los impuestos que alimentan al fisco nacional.

De allí la urgencia de la vuelta al trabajo. Como lo enfatizó el presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo, no existe relación entre el trabajo y un aumento de contagio y lo vemos en el hecho de que los casos han aumentado aun con las empresas cerradas.

Capozzolo afirmó que es necesario modificar el esquema 7+7 actual porque se requiere continuidad operativa. “Una semana no es suficiente para atender costos, gastos y nóminas de nuestros colaboradores y hay muchas industrias que por su naturaleza no pueden parar sus procesos”, argumentó.

La propuesta conjunta entre los industriales y los comerciantes es intensificar cuatro medidas claves contra el nuevo coronavirus que son el uso obligatorio del tapabocas, el control en el aforo en los locales y plantas industriales, el respeto a la distancia física entre las personas en un mismo espacio y la limpieza de superficies con cloro o alcohol. Consecomercio pidió esta operatividad continúa, de hecho, desde abril pasado.

 

Con información de Efecto Cocuyo

No hay comentarios.