#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad Publicidad

En Tucupita cambian la chatarra por comida

En principio, las personas que se dedican a recolectar chatarras para vendérselas a compañías que arriban a Tucupita desde el estado Bolívar, conseguían el hierro con mucha facilidad, pero una vez que se fueron sumando más buscadores, ahora resulta más difícil conseguir el material.

Ahora hay personas que se dedican a cambiar comida por hierro para después revender estas chatarras a los camioneros que adquieren el material. Los talleres mecánicos son los principales lugares a donde acuden con más frecuencia.

Narciso Quevedo, un ciudadano que vive en la urbanización Delfín Mendoza de Tucupita, informó que el negocio de vender chatarras, continúa. Solo que, al estar agotándose el hierro; sus beneficiarios han tenido que ingeniárselas.

El hombre tiene un sobrino de 18 años de edad que se dedica a la venta de chatarras, pero como más personas se han sumado a la búsqueda del metal, el joven ha buscado una nueva alternativa: cambiar comida por hierros.

Hasta debajo de la basura

Narciso admitió que no sabe con exactitud cuántos kilos de comida ofrecen por los hierros, pero reveló que los talleres de mecánicas son los lugares que más visita su sobrino junto a otro señor.

Otro método que han tomado algunos “chatarreros” para conseguir el hierro, es buscarlo debajo del basurero en el vertedero municipal de la localidad.

La búsqueda de hierro se extendido por toda Tucupita. Quienes se dedican a esta actividad hacen lo posible de conseguir las chatarras para comer.

FyA

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad