Pin It

Widgets

La FANB activó plan para contener protestas sociales y laborales

Upata Digital | 3:15 a.m. | 0 comentarios

El gobierno ordenó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana declararse en alerta y que el Plan Estratégico Operacional Zamora tenga carácter permanente, ante informes de inteligencia que vaticinan un aumento de las protestas, resultado de la crisis económica y social.

El Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada, en radiogramas de junio y comienzo de julio de 2018 enviados a los comandos y guarniciones del país, señala que el plan estratégico operacional es de “permanente ejecución”, afirmaron fuentes militares que tuvieron acceso al documento suscrito por el jefe del comando, vicealmirante Remigio Ceballos.

El plan establece tres fases de ejecución, dependiendo de cómo sea el comportamiento social: el alerta 1 o verde se puso ya en práctica debido a la “afectación moderada” del orden público, causada por la protesta de los trabajadores del sector salud que lleva más de 30 días y amenaza con convertirse en un paro nacional.

Las alertas 2 y 3, amarilla y roja, se desplegarán en la medida en que “la afectación (del orden) sea mayor y grave” o implique “el impacto directo sobre un área geográfica y genere emergencia”, según el material del Ceofanb, en momentos en que partidos como La Causa R y Vente Venezuela y organizaciones sociales exigen la renuncia del presidente Nicolás  Maduro y convocan a un paro nacional.

El Plan Zamora incluye el adiestramiento de la reserva militar en instalaciones de la Guardia Nacional; un programa que ideó el ex comandante de esta fuerza, hoy ministro de Interior, Néstor Reverol.

El entrenamiento comprende la concentración de la reserva militar en grandes unidades de la Guardia Nacional, práctica de tiro, técnicas de sabotaje, hostigamiento y de operaciones psicológicas que afecten al adversario.

El 18 de julio, en la cuenta de Twitter de la Región Estratégica de Defensa Integral de los Llanos se informa el contenido de las acciones aunque se reservaron mencionar que se trata del Plan Zamora: “En aras de fortalecer y proteger el territorio, de la @REDI_LosLlanos MG (mayor general) Victor Palacios García realiza primera reunión con los comandantes de ZODI a fin de dar lineamientos para resguardar y mantener la seguridad de la región”.

“Es un plan maligno. Cuando en 2016 un general se lo expuso a Maduro le dijo que usarían francotiradores. Significa que la Fuerza Armada Nacional se prepara para atacar a manifestantes, que habrá disparos selectivos en manifestaciones. No es solo para amedrentar”, advirtió Enrique Prieto Silva, general retirado de división, ex profesor en instituciones castrenses y miembro del Foro Militar Venezolano.

El Plan Zamora define ocho fuerzas enemigas: 1) organizaciones o grupos violentos al margen de la ley; 2) personas o grupos de la delincuencia organizada; 3) organizaciones criminales que atenten contra la vida y la propiedad pública y privada; 4) organizaciones y gobiernos extranjeros, contrarios al sistema de gobierno legalmente constituido, que asuman acciones desestabilizadoras en el territorio nacional, en apoyo a grupos violentos; 5) organizaciones delictivas dedicadas al contrabando de extracción o introducción; 6) personas y organizaciones inescrupulosas dedicadas a acciones de guerra económica, tales como usura, acaparamiento, especulación o boicot; 7) personas u organizaciones dedicadas a la depredación ambiental con fines de comercio.

“Ese plan no debe existir. La FANB no es una institución preparada para actuar en mantenimiento del orden público, como lo señala el artículo 332 de la Constitución. Si actúa con francotiradores es para evitar que la gente proteste, lo que está garantizado en la carta magna”, indicó Pietro Silva.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social documentó 5.315 protestas en el primer semestre de este año, equivalente a un promedio de 30 diarias. En el informe señala que aumentaron 8% en comparación con el primer semestre de 2017.

En permanente ejecución.

“El Plan Zamora está activado y es de permanente ejecución, ya que sustituyó al Plan Ávila. Con él mantienen sitiada a la población venezolana”, afirmaron fuentes castrenses activas.

El Ceofanb justifica la ejecución del plan estratégico por varias razones, de acuerdo con el documento  de 23 páginas. Alega que Venezuela es objeto de ataques por “la generación de cambios y rompimiento de paradigmas que sin lugar a dudas afecta y toca intereses económicos y políticos de grupos poderosos al servicio de potencias extranjeras”, y debe responder a las “nuevas expresiones delictuales que se hagan presentes en el escenario nacional”. Entre ellas, “la subversión, el terrorismo, las agresiones medioambientales, así como las intervenciones externas en el área económica, política y social que afectan la gobernabilidad a través de la desestabilización”.

En el informe, la instancia militar ordena el uso de la milicia bolivariana, integrada por afectos al gobierno y militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela, y que las demás fuerzas castrenses (Ejército, Guardia Nacional, Aviación y Armada) estén “en coordinación directa con la milicia”, al igual que los organismos de seguridad para que preserven el orden interno.

Una vez que se activen los alertas, el Ceofanb tomará el mando del control del orden interno, que corresponde a la Policía Nacional Bolivariana, “a partir del día D a la hora H en el territorio nacional, con la finalidad de garantizar la administración de justicia y la consolidación de los valores y principios consagrados en la carta magna en tiempo de paz”.

De manera automática se instrumentarán cuatro etapas del plan:

1.  Fase de alistamient se ejecuta de manera continua a través de  de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ministerios del poder popular, los órganos de seguridad ciudadana y demás instituciones consideradas como fuerzas amigas, debiendo mantener actualizada una base de datos con el personal capacitado y entrenado; así como el plan de localización. En esta etapa se planificarán y ejecutarán los cursos y adiestramiento necesarios para asegurar la preparación de personal.

2.  Fase de concentración: se llevara a cabo una vez que el comandante estratégico operacional ordene su activación, esta etapa deberá ejecutarse en menos de 24 horas.

3.  Fase de despliegue: empezará el día D a la hora H de acuerdo con  la forma de acción planificada y finalizará una vez hayan cesado las causas que originaron  su activación y se haya restablecido el orden interno.

4.  Fase de evaluación y control: se inicia posterior al despliegue, y consiste en el seguimiento, evaluación y control de todas las actividades que se realizan antes, durante y después de comenzados los acontecimientos.

El Dato

71 organizaciones defensoras de los derechos humanos solicitaron al Estado en 20017 desactivar el Plan Zamora, vigente desde abril de ese año, por la muerte de 120 manifestantes en protestas por cuerpos militares, policiales y colectivos.

Escenarios en los que intervendrán

La Fuerza Armada supone los siguientes escenarios para actuar:

Campañas mediáticas nacionales e internacionales organizadas por los actores de la oposición, planificadas por potencias hegemónicas para descalificar y desconocer los poderes del gobierno legítimamente constituidosPromover violencia a través de los medios nacionales e internacionales dirigidos por  monopolios de poder.

Manipulación de variables económicas (internas y externas) para impulsar  inflación.Fomento de la criminalidad e inseguridad como parte de estrategia de desestabilización de actores contrarios al gobierno.

Pronunciamiento de actores políticos nacionales e internacionales contra la  gestión del gobierno revolucionario.Incremento de problemas político-sociales con incidencia en la seguridad ciudadana.

Incitación a huelgas, protestas y acciones de calle no legítimas en sectores de la sociedad civil por actores políticos de ultraderecha.Acciones de sabotaje a instalaciones e infraestructuras estratégicas de la nación.

Campañas mediáticas  de actores económicos y políticos de ultraderecha para manipular y desinformar a la población, creando incertidumbre, dudas  y atentando contra la seguridad de la nación.Agresiones  y ataques dirigidos hacia actores y simpatizantes del gobierno legítimamente elegidos por el pueblo.  EN



De Política

Archivado en:: ,

0 comentarios