Pin It

Widgets

Pedro J. Torres: La grasa visceral, una peligrosa forma de obesidad que pueden padecer incluso personas delgadas

Upata Digital | 11:42 a.m. | 0 comentarios

Estamos acostumbrados a la idea de que una persona obesa siempre tiene una figura corpulenta, voluminosa, pesada, llena de grasa, y que, por el contrario, una persona delgada siempre es esbelta, grácil, ligera, sin una gota de grasa. Pero las cosas no son siempre tan sencillas: según los expertos, una figura delgada y aparentemente saludable podría esconder una acumulación de grasa en el interior de su cuerpo, alrededor de ciertos órganos, lo que podría causar enfermedades potencialmente mortales.

No puede bajarse la guardia en prevención de la obesidad, señala Pedro J. Torres

De hecho, aseguran los especialistas, que una persona delgada, con aspecto saludable, podría tener dentro de su organismo hasta el doble de la cantidad de grasa que normalmente debería tener, y esta grasa interna o grasa visceral reviste un mayor riesgo para la salud, porque se encuentra alrededor de los órganos y está estrechamente relacionada con la aparición de enfermedades como la diabetes tipo 2.

Esta información es compartida con fines preventivos en materia de bienestar y salud por la Fundación Torres-Picón.

Al determinar el Índice de Masa Corporal (IMC) de una persona, el cual se calcula tomando en cuenta su peso y su estatura, normalmente se considera que un IMC entre 18,5 y 24,9 indica que esta persona tiene un peso saludable; sin embargo, este cálculo no revela qué cantidad de grasa tiene esta persona y en qué forma está distribuida dentro de su organismo, lo cual puede influir en forma significativa sobre su salud.

Según información suministrada por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, la mayor parte de la gente tiene un 90% de grasa corporal subcutánea, es decir debajo de la piel, y el 10% restante es grasa visceral o intraabdominal, la cual se encuentra alrededor del hígado, los intestinos y otros órganos de la cavidad abdominal; ciertamente, la grasa intraabdominal está proporcionalmente muy por debajo de la grasa subcutánea, pero es precisamente la que representa el mayor peligro.

DIFERENTE EN HOMBRES Y MUJERES

La grasa visceral o intraabdominal está relacionada con lo que se denomina “obesidad central”, es decir, una mayor circunferencia alrededor de la cintura; de acuerdo al Servicio de Salud Pública del Reino Unido (NHS por sus siglas en inglés), existen evidencias científicas que vinculan la acumulación de grasa abdominal con el riesgo de desarrollar patologías potencialmente fatales, como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes del tipo 2, y como lo indican nuevos estudios, también se relaciona con el riesgo de padecer cáncer y alteraciones metabólicas como la resistencia a la insulina y elevados niveles de colesterol.

En cuanto a la distribución y tipo de grasa, existen ciertas variaciones entre hombres y mujeres; según señalan los expertos, los hombres son más susceptibles a desarrollar obesidad central o abdominal, mientras que en las mujeres la distribución de la grasa tiende a ser más periférica; los hombres presentan una mayor proporción de masa corporal magra y de grasa visceral, en tanto que las mujeres predomina la masa corporal grasa y la grasa subcutánea.

No obstante el riesgo que ella representa, indican los expertos que la grasa visceral puede reducirse en forma relativamente fácil mediante el ejercicio físico y una dieta baja en calorías, en la cual se disminuya al mínimo o hasta se suprima del todo el consumo de alimentos fritos, grasas, alcohol, carnes rojas y procesadas, bebidas azucaradas, granos refinados y alimentos de alto índice glucémico.

La Fundación Torres-Picón recuerda que a más joven se tiene sobrepeso o se es obeso, peor es el efecto en pérdida de años respecto a la expectativa de vida. Hay que tomar en cuenta muy seriamente las advertencias de la Organización Mundial de la Salud, respecto a la epidemia global de obesidad y sobrepeso que se viene registrando. Asimismo, hacer caso a las indicaciones o sugerencias de los profesionales de la salud. “Debemos profundizar y arreciar aún más la lucha internacional por prevenir y controlar la obesidad”, ha señalado Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la ONG.

GF/EDC

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2KKEVoH
via IFTTT

Archivado en:: , , ,

0 comentarios