loading...
Pin It

Widgets

Prolongar la luna de miel está en tus manos

Upata Digital | 10:46 a.m. | 0 comentarios

Es algo que se comenta sin tapujos: el tiempo mata la pasión en las relaciones, incluso el buen entendimiento. Nos referimos al paso de los años, la monotonía y la rutina que se instaura en nuestra vida sin que apenas seamos capaces de darnos cuenta. ¿Te suena la historia?

Prolongar la luna de miel está en tus manos

Cómo conseguir evitar el desastre

No es nada sencillo. Al principio todo son rosas y violines, música celestial para tus oídos. Tu amado o amada no tiene defectos o si los tiene son pequeñas tonterías adorables que te hacen reír y sentir ternura. Vas flotando sobre una nube y todo es maravilloso, nada puede perturbar tu felicidad.

Sin embargo, llegado un momento y casi sin saber cómo, comienzan las pequeñas peleas y discusiones. No le das mayor importancia, porque total, todas las parejas las sufren y es de lo más normal tener opiniones diferentes y puntos de vista dispares a veces, ¿verdad?

Vuestra relación se consolida y hay cosas que francamente, no soportas. Los defectillos ya no son adorables y estás harto de repetir una y otra vez las cosas que te molestan pero que la otra persona parece no tener el más mínimo interés en cambiar. Cada vez te irritas con más facilidad.

Cuando caes en la cuenta, ya nada es lo que era. El amor parece haberse esfumado y ahora hay un resquemor y una tensión en el ambiente que está a punto de estropearlo todo. ¿De verdad vas a consentirlo? Toma partido de una vez por todas y trae de vuelta todo aquello que un día os unió.

Puedes comenzar diciendo todo aquello que ya no sueles decir nunca, si no te acuerdas de lo que hablamos, echa un ojo a esta selección de piropos de amor bonitos para mi novia. Verás como su actitud comienza a cambiar poco a poco, recuerda que a las mujeres se les conquista con palabras.

Arreglarlo o no siempre es cosa de dos

Claro, que hay uno que siempre parece más culpable que el otro. Pero, la realidad, es que nunca solo uno tiene toda la culpa. La relación es de dos personas y ambos pueden estar fallando en mantenerla a flote, aun cuando sean inconscientes de sus errores más o menos evidentes.

Incluso cuando hay uno de los dos que quizás se está esforzando demasiado, puede ser que esa esté siendo la equivocación. Dar sin medida hace que la otra persona te dé rápidamente por sentado y se acomode a la situación de dejarse querer. También puede suceder que aparezca el agobio o el hastío. La reciprocidad debe existir en todo momento y cada uno debe saber medir bien la balanza.

Con esto nos referimos a que cada integrante de la pareja debe saber cuál es el punto exacto para no pasarse o para evitar no llegar. Es un equilibrio frágil y muchas veces dificultoso, pero sin él es muy probable que finalmente la estabilidad se rompa y uno de los dos o ambos salgan heridos.

Aportar al mismo tiempo que se recibe es esencial. Por otro lado, si en algún momento sentimos que esa persona no está cubriendo nuestros mínimos emocionales, debemos encontrar la fuerza necesaria para dejarla marchar, por nuestro propio bienestar, salud y seguridad mental.

Amor, relaciones y parejas son temas recurrentes en la propia literatura, ya que nadie escapa a sus propias vivencias de amor, relaciones y parejas. Para saber aún más sobre amor, relaciones y parejas puedes recurrir al cine, a la lectura, e incluso consultar las opiniones de tus propios amigos.

Quiéreme, quiéreme mucho (¡y dímelo!)

Aunque el cortejo es una época maravillosa para los dos seres que están involucrándose en la relación, de todos es sabido que no dura para siempre. Es más, por desgracia es un periodo bastante breve. La emoción y las mariposas se irán y ya no volverán, debes asumirlo.

La pregunta es ¿estás dispuesto a querer incluso después de que todo eso haya desaparecido? Cuando lleguen los malos momentos, las malas caras, el aburrimiento, la sensación de monotonía que inunda cada estancia de la casa ¿podrás seguir amando con la fuerza del primer día?

No queremos decir que la pasión deba ser la del inicio, eso damos por descontado que es imposible. Pero el amor, lo que se dice verdadero amor, debería permanecer incluso en las situaciones más pesadas y en el cansancio y la desgana del día a día. Sabes que nada es perfecto para siempre.

No dejes morir la relación y dile que le quieres todos los días. Te amo mi vida, te quiero mucho o te amo son palabras cargadas de significado e intenciones que a todos nos gusta escuchar con relativa frecuencia, no lo olvides: para recibir también has de dar.

Buscar soluciones es mucho más fácil de lo que parece

Porque cuando se quiere, se puede, de eso no hay duda. Pero hay que querer con todas las ganas para que algo que se tambalea vuelva a ser estable y sólido. Todas las parejas atraviesan crisis y malos momentos, no debes sentirte un bicho raro cuando los problemas lleguen a tu casa.

Todo lo que se dice, es decir, las frases en las relaciones tienen mucha importancia. Las palabras pueden herir o sanar, depende de cómo sean dichas. También es cierto que no son iguales todos los momentos adecuados en las relaciones, hay que saber diferenciar para mejorar las relaciones.

Sea como sea, nunca hay que dejar de lado la comunicación, es la principal vía de entendimiento entre dos personas que se quieren. Aunque en ocasiones cueste, es muy recomendable nunca dejarde hablar y expresar a nuestra pareja nuestros más profundos sentimientos.

 

Ya lo has visto y seguro que podido comprobar en cientos de ocasiones: nadie tiene una relación intachable. Hay que trabajar mucho en ellas para conseguir que la llama nunca se apague y que el amor crezca y se haga indestructible con el paso de los años. ¡Recuérdalo siempre!

NP/MA

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2xqayzd
via IFTTT

Archivado en:: , , ,

0 comentarios