Pin It

Widgets

Pedro Torres Ciliberto: Verdadera importancia de tomar una merienda saludable, según los especialistas

Upata Digital | 12:58 p.m. | 0 comentarios

Los niños no son los únicos que pueden –y deben– tomar una merienda rica y saludable. Esta comida, que normalmente es ligera y se toma entre desayuno y almuerzo, y entre almuerzo y cena, es la aliada perfecta de una dieta saludable para "todos", aclaran y señalan recientemente publicaciones especializadas.

Pedro Torres Ciliberto: Verdadera importancia de tomar una merienda saludable, según los especialistas

Puede incluir fruta, cereal, yogur, verduras, legumbres, en porciones moderadas (100 gramos). Y hasta incluir charcutería, panes, bollos, bizcochos, pero integrales, en cantidad reducida.

La función de la merienda es permitir a la persona aguantar entre una comida y otra, sin una disminución dramática de la glucosa, el sodio y otros valores importantes.

La presente nota se comparte dentro del eje de actividades de divulgación preventiva en salud llevadas a cabo por la Fundación Torres-Picón.

Los nutricionistas señalan que niños, jóvenes y adultos deben tomar una o dos meriendas al día, adicionales a las tres comidas principales. Ello, además de contribuir a un peso ideal, ayuda a desarrollar hábitos saludables de alimentación. Permite aprender a combinar los alimentos de la pirámide invertida según los requerimientos de vitaminas, minerales, azúcar, grasas, entre otros.

En el caso de los niños, es relevante recordar que su actividad física constante les hace quemar calorías de forma más acelerada que en los adultos. De allí la importancia de tomar una merienda. A media mañana puede consistir en un sándwich de jamón y queso con un vaso de jugo natural sin azúcar; una porción de fruta picada servida con descremado; una taza de cereal con leche descremada; un vaso de bebida achocolatada; como ejemplos. En la tarde la merienda puede consistir de una ración de fruta picada (seleccionar las de menor contenido de azúcar); un vaso de jugo; una rebanada de pan tostado con mermelada; un vaso de leche; una porción de frutos secos variados (maní, pistacho, nueces); 100 gramos de queso fresco o jamón cocido; entre otros, también como ejemplo.

Debe destacarse que para los más pequeños, la merienda es un complemento alimenticio fundamental que influye de manera positiva en su desarrollo y crecimiento. Mientras que, para los adultos, este bocadillo contribuye a reponer macronutrientes que les ayuden a completar su rutina diaria sin agotamiento.

Vemos entonces, cómo es incorrecta la idea, de que merendar eso solo asunto de niños y muchachos. No hay que exagerar las porciones, pero es correcto, aconsejable y saludable tomar meriendas.

Hacemos un exhorto más para que cuidemos la salud y para que especialmente no desmayemos en la tarea de apoyar o impulsar medidas preventivas de la obesidad y el sobrepeso. Debemos pensar en los adultos mayores -hombres y mujeres- afectados y también considerar que nuestros niños y jóvenes pueden librarse, salvarse, de esta amenaza a la salud pública que con carácter de epidemia global se ha esparcido, comentó Pedro Torres Ciliberto, de la organización y fundación familiar Torres-Picón, enfocada en la prevención informativa del problema, así como en la promoción del arte, la cultura y la educación como medios para la superación personal y el desarrollo.

Es necesario y positivo para todos merendar, sin exagerar las porciones.

https://torrespiconfoundation.org/en/

FTP / I21

Categoria: 


from Informe21.com - Salud y bienestar https://ift.tt/2rJSm4c

Archivado en:: , , ,

0 comentarios