#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad
Publicidad

Gobierno prefiere vender leche en polvo en dólares a Traki que surtir a los CLAP


Una fuente del sector lácteo que solicitó el anonimato, dijo que el Ejecutivo nacional le ha vendido leche industrial a Traki a precio real y no subsidiado, porque «si le bajaran el precio Lácteos Los Andes perdería y se vería obligado a cerrar la pulverización»



El régimen de Nicolás Maduro, a través de la empresa socialista Lácteos Los Andes, ha vendido miles de kilos de leche en polvo a la cadena privada de tiendas Traki, donde luego lo expenden en dólares.

El 5 de julio, el presidente de Lácteos Los Andes, coronel Luis Augusto Piligra Jiménez, informó en una publicación en sus redes sociales, que posteriormente eliminó, que la empresa despachó 30 toneladas (30.000 kilos) de leche en polvo a Traki. «Seguimos avanzando para estar al alcance de todos los venezolanos a través de las redes públicas y privadas», dijo en el mensaje.

El anuncio causó indignación en un grupo de usuarios de la red social Twitter, quienes expresaron su desacuerdo con que la empresa socialista, estatizada por Hugo Chávez en 2008, vendiera la leche en polvo a una tienda que cobra en dólares en lugar de distribuirla con precio subsidiado a través de las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), surtidas con producto importado de muy mala calidad.




En este sentido, una fuente del sector lácteo que solicitó el anonimato, dijo a TalCual que el Ejecutivo nacional prefiere vender leche a Traki a precio real en lugar de repartirla en las cajas CLAP a precio subsidiado, pues de lo contrario Lácteos Los Andes «perdería» y se vería obligado a cerrar el negocio de pulverización.

«No le conviene porque la empresa hoy está literalmente sobreviviendo con muy poco. Lácteos Los Andes está pulverizando al precio que tiene que pulverizar y está vendiendo leche industrial a precios que no son precios CLAP. Incluso también está pulverizando leche a terceros porque tienen bastante capacidad».

El 30 de abril funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) y representantes de la industria láctea nacional fijaron el precio del kilo de leche en polvo completa para la agroindustria en 6,50 dólares y para el distribuidor o mayorista en 7,15 dólares, que podrán ser pagados en bolívares «considerando siempre» la tasa oficial establecida por el Banco Central de Venezuela (BCV) en la fecha del pago.

La fuente agregó que el Ejecutivo no tiene plata para subsidiar y vender la leche de Lácteos Los Andes a través de los CLAP, a pesar de que es una empresa socialista. «Lo único que tiene el gobierno es una maquinita de hacer bolívares, de manera que cualquier subsidio que haga lo hará con bolívares de mentira, como lo ha estado haciendo durante todo este tiempo, llenando el pulmón de la inflación».

En la sucursal de Traki ubicada en la avenida Circunvalación 2 de la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, la presentación de un kilo tiene un precio de cinco dólares, monto que no puede pagar una persona de la tercera edad que mensualmente recibe una pensión que equivale a menos de dos dólares.

En abril pasado, Lácteos Los Andes informó que la producción de leche líquida en la planta Simón Rodríguez, ubicada en el municipio Machiques de Perijá del estado Zulia, se ubica en 70.000 litros por día y que lograron aumentar la producción de leche en polvo a nueve toneladas diarias.

Sin embargo, el presidente de la empresa aclaró que la producción de leche en polvo no alcanza para satisfacer la demanda de los seis millones de hogares registrados en el sistema CLAP.

Lácteos Los Andes, fundada en 1984 y que se convirtió en la más grande empresa productora de leche en el país, fue intervenida y luego adquirida por Pdvsa en 2008. En un principio se calculó que la adquisición tuvo un costo de aproximadamente 160 millones de dólares, pero luego un informe anual de gestión de Pdvsa reveló que el monto fue de 201 millones de dólares, de acuerdo con el libro Gestión en rojo, escrito por Anabella Abadi y Bárbara Lira.

Aunque la producción de Lácteos Los Andes creció 33% entre 2007 y 2012, en los últimos años ha caído por falta de materia prima y deficiencia en el mantenimiento de equipos y plantas, aun cuando Chávez prometió en 2008 que garantizaría «la plena soberanía alimentaria que tanta falta le hace a la nación para terminar con el saboteo que tienen los grandes imperios sobre el consumo de los alimentos».

Por ello, la oferta de productos lácteos prácticamente depende del sector privado, aun cuando opera en el nivel más bajo de los últimos 20 años. La incertidumbre en el escenario político e institucional, la precariedad de los servicios básicos (electricidad, agua, teléfono e Internet), la falta tanto de financiamiento como de divisas y sobre todo la caída de la demanda son los principales problemas que este año han afectado a la producción nacional.

TalCual.-

No hay comentarios.