#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

El capitán en su laberinto


Con el nombramiento de la nueva directiva de la Asamblea Nacional, se deja conocer las diferencias irreconciliables de Diosdado Cabello y Nicolás Maduro, los hombres fuertes del chavismo y quienes llegaron a tener la confianza inquebrantable del expresidente Hugo Chávez, ambos jugaban en el mismo equipo pero desde hace algún tiempo se han ido distanciando y cada día es más evidente ante la opinión pública.

Carrera Militar

Diosdado Cabello es nativo de la población del Furrial, en el estado Monagas estando muy joven siendo bachiller ingresó al Instituto Militar Universitario en la carrera de ingenería, lugar donde conoció al entonces capitán del Ejército Nacional, Lucas Rincón Romero, un oficial que llegó a ser General en Jefe para el año 2001.

En el mes de agosto del año 1983 logró ingresar a la Academia Militar de Venezuela, donde egresaría en julio del año 1987 como el número 2 de la promoción “Tomas Montilla”; una de las más relevantes y con más graduados en toda la historia militar venezolana, entre sus compañeros se encuentran José Vielma Mora, Jesse Chacón, Tomás Andrea Shwab, Carlos Rotandaro, Jesús María Mantilla Oliveros y Alexis Rodríguez Cabello estos dos últimos pasados a retiro a mediados del año pasado por ser hombres cercanos al capitán de la Revolución Bolivariana.

Febrero 1992

Diosdado Cabello fue uno de los pocos oficiales que participo vestido de civil en el intento fallido de tomar el poder durante la madrugada del 4 de febrero de 1992; esa noche se movilizaba en su vehículo personal que para la época era un Chevrolet Monte Carlo; debido a la falta de comunicaciones por radio, la mala organización y la delación de un capitán encargado de tomar la Academia Militar ese día.

Su detención fue breve y pagó muy poco tiempo de cárcel donde compartió celdas con el entonces capitán Noel Martínez Rivero mejor conocido como “Guasipati” en los cuarteles venezolanos; Cabello le tocó ser su enfermero ya que su compañero necesitaba colocarse inyecciones por un accidente aéreo que había sufrido en años anteriores.

Luego de estar en libertad retoma sus estudios universitarios y culmina la carrera de ingenería en comunicaciones; con la llegada de Hugo Chávez al poder fue nombrado primeramente en la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel); tras el paso de Francisco Rangel Gómez y Elías Jaua en el Ministerio de Secretaría en el año 2001, le tocó asumir esa tarea hasta principios del 2002 que lo nombraron en la Vicepresidencia de la República.

Abril 2002

En la vicepresidencia de la república le tocó sortear los días del golpe de estado en el mes de abril, llegando a ser jefe de estado por tan solo unas 4 horas, en esa transición solo dio una orden la de rescatar Al presidente Hugo Chávez que se encontraba en una isla llamada “La Orchila”. Desde ese entonces Diosdado pasó a convertirse en el segundo cuadro más importante y trascendental durante los últimos 18 años de gobierno.

Con el pasar del tiempo el poder de Diosdado Cabello fue haciendo musculo, el nombramiento de su hermano José David Cabello en el Seniat y Manuel Barroso en la antigua Cadivi, eran sus principales enclaves financieros sin contar las recomendaciones para sus oficiales amigos en distintos cargos militares y políticos de elección popular.

La cúspide

Diosdado Cabello pasó a ser Ministro de Infraestructura, gobernador de Miranda, presidente del metro de Caracas, mientras que sus compañeros en los cuartes iban ascendiendo y obteniendo mayor rango militar; la confianza del entonces jefe de estado era tan inquebrantable que se dio el lujo de viajar a La Habana, hablar con Hugo Chávez personalmente, lo mismo cuando estaba en el hospital militar, algo que muy pocos familiares lograron.

Antes de la complicación del estado de salud de Hugo Chávez, personalmente encomendó la tarea de dirigir la Asamblea Nacional, ya para el entonces se hablaba de la gravedad del cáncer y las posibilidades que su comandante no alcanzara a presentarse para la reelección.

Sin embargo las elecciones se realizaron el 7 de octubre y Hugo Chávez ganó con el 55% de la votación, Elías Jaua que era su vicepresidente de aquel entonces fue encomendada la misión de rescatar la gobernación de Miranda, la más importante del país, dejando una silla vacía que fue ocupada por Nicolás Maduro su canciller y que pare ese momento era la tercera figura política de mayor confianza del fallecido.

Debacle

Nicolás Maduro ha sido paciente para ir desplazando las figuras trascendentales del Chavismo, con la finalidad de acumular todo el poder, primero liquidó al maestro Jorge Giordani, quien fungió en cargos importantes durante la era de Hugo Chávez, el segundo en liquidar fue al poderoso Rafael Ramírez quien manejo la industria petrolera durante más de 10 años, llevándola a ser una de las mejores empresas del mundo con reconocimiento internacional, su salida fue con un extraño nombramiento para la embajada de Naciones Unida.

El tercero del círculo cercano en salir fue Elías Jaua quién se desempeñó en el ministerio de agricultura varios años al lado de Hugo Chávez y luego en la Vicepresidencia, tras su derrota con Enrique Capriles en el estado Miranda, desde La Habana pidieron nombrarlo en la cancillería y allá fue a reunirse con el presidente, su último cargo en el ejecutivo fue la titularidad del Ministerio de Educación, muchos en el chavismo aun piensan que el verdadero heredero del chavismo debió ser ese sociólogo.

Al círculo de Nicolás Maduro de los soldados del 4 de febrero y políticos ha sabido sobrevivir Diosdado Cabello, el general Miguel Rodríguez Torres fue uno de los pocos que llegó a obtener su confianza y sin embargo no le duro mucho actualmente está encarcelado; la defenestración del número 2 se aceleró en el año 2017 con la imposición de Delcy Rodríguez a la presidencia de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)

La salida del general Manuel Barroso de Cadivi para la embajada de Brasil fue otro golpe que recibió directamente, para julio del año pasado su promoción “Tomas Montilla” del año 1987 pasó a retiro completamente. Nicolás Maduro podía haber prolongado la estadía de varios oficiales de su entera confianza como lo son Alexis Rodríguez Cabello y Jesús Mantillas, algunos especialistas nombraron que se alargaría su permanencia en la Fuerza Armada pero nunca se concretó.

Golpe Bajo

Su esposa Marleny Contreras llegó a ocupar varios cargos de relevancia en el gobierno de Nicolás Maduro, fue Ministra de Turismo y también salió del plano político. Otras de las fichas de Diosdado Cabello era el general Manuel Quevedo a quien conoció cuando este era el edecán de José Vicente Rangel en el Ministerio de la Defensa. Actualmente solo le queda el apoyo de su hermano José David en el Seniat y algunos oficiales allegados del actual generalato de Venezuela.

Su laberinto está construido y tiene dos salidas claras como la de traicionar a Nicolás Maduro y entregarlo en bandeja de plata a los gringos o esperar que su nuevo jefe lo termine de execrar de su gobierno revolucionario que ayudo a construir desde los días de su juventud en los pasillos de la Academia Militar. 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad