#UpataDigitalEsTuVoz

Publicidad

Elefantes blancos de la revolución bolivariana en Upata

Upata.- Desidia, anarquía, corrupción, falta de gerencia pulcra administrativa, de un honesto gobierno democrático nacional, al parecer conllevan a la paralización de proyectos significativos, en bien del pueblo por la revolución bolivariana, desde hace 21 años, lo que ha convertido al país, en una situación de pobreza extrema, en lo alimentario, social, estructuras físicas, y calidad de vida de los venezolanos.

En ese sentido, el municipio Piar, no escapa a la ineptitud de gobernantes, que han pasado a lo largo de los últimos 21 años gobernando en el país, de contar con estructuras y proyectos los cuales, el gentilicio humano ha denominado los “elefantes blancos”, obras sin concluir y que simbolizan atraso, en el desarrollo crecimiento socio económico del país

Estado de abandono de la construcción del liceo Antonio José de Sucre, otro elefante blanco de la revolución en Upata

Liceo Bolivariano Antonio José de Sucre

Un recorrido, por estas instalaciones en un terreno ubicado zona adyacente en la avenida Rómulo Gallegos vía Hipódromo Sur,  se pudo observar que el lugar es un espacio de ocio, resguardo y dormitorio de delincuentes: totalmente abandonado por las autoridades gubernamentales, éste espacio debido al robo presumiblemente, no cuenta con puertas, ventanales, su techo dañado, hábitat también de animales roedores, polillas, murciélagos entre otras alimañas presentes, junto al promontorio de basuras, alta maleza, que han acabado con la fase inicial de la inversión en cuanto a estructura física.

Núcleo Unefa Upata, desidia total

Núcleo Unefa

De igual forma, otro espacio donde se perdió sentido de pertenencia gubernamental, educativo, es la sede de la Universidad Experimental de las Fuerzas Armadas Nacionales (UNEFA), ubicado al lado redoma vía Las Campiñas e Hipódromo Sur, dicho espacio pasó a conformar los elefantes blancos, otro proyecto a medio concluir, donde los robos a granel, por personas mal vivientes se llevaron puertas, pizarrones, pocetas, lavamanos, parte del cercado exterior “Alambre Ciclón”, vidrios de ventanas y hasta inmobiliarios del quehacer educativo.

Estos lugares se han convertidos en guarida de malhechores

Sin dolientes

Juan Ramírez, vecino del lugar manifestó que el proyecto data desde el gobierno del exgobernador Francisco Rangel Gómez, y quedó en la primera etapa de construcción. “se acabaron los reales, o los metieron en un saco roto, no es justo que se pierdan esas estructuras: éstas pueden servir como mercados populares, comedores para niños y ancianos que andan en la calle sin atención de familias, centro ventas de gas doméstico, farmacias populares, entre tantas cosas que se pueden hacer, si en realidad, como político se quiere a un pueblo o país” sugirió Ramírez.

Ramírez, concluyó, señalando que los elefantes blancos, han existido en todos los gobiernos que han pasado en el país. “pero en la revolución bolivariana, se han masificado, invito a los medios de comunicación radio, tv, prensa, para que hagan estos reportajes de elefantes blancos inconclusos, donde la plata cae en un saco roto, bolsillo de contratistas y amigos politiqueros de turno” finalizó.

Redacción Upata Digital.-

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Publicidad