Publicidad
Publicidad

Cristiano predica en audiencia judicial en China: "¡El Reino está cerca, arrepiéntanse!"

Cristiano defiende su fe ante Tribunal de justicia en China

Un cristiano que fue arrestado injustamente en China, habló en defensa del cristianismo frente al juez, pidiéndole que dejara de restringir la libertad religiosa en China. "Vas en contra de la voluntad de Cristo. Perseguir a la Iglesia es perseguir a Dios", dijo con firme convicción ante el magistrado.

An Yankui, predicador chino de la Iglesia Reformada, fue arrestado en 2020, injustamente, acusado de salir del país legalmente por solo una semana, con su pasaporte al día y una visa de Malasia. 

Yankui fue juzgado por el Tribunal de Fenyang el 5 de agosto de 2022. El 3 de noviembre fue declarado culpable de “cruzar ilegalmente la frontera”, condenado a un año de prisión y multado con 5.000 yuanes (715 dólares).

“La Biblia que llevo conmigo y en la que creo enseña a las personas a alejarse de los ídolos y regresar al Dios verdadero, porque la salvación de los pecadores solo se puede encontrar a través de Su Hijo, nuestro Señor Jesucristo”, dijo el predicador. 

Valientemente, Yankui cuestionó al juez: “Somos una iglesia, pero no se nos permite reunirnos. ¿No quita esto la función y el significado mismo de una iglesia?”

“Somos una familia, pero ustedes invaden nuestras casas a voluntad para arrestar a la gente y derribar nuestras puertas. ¿No estás tomando la naturaleza misma de un hogar y una familia? Somos ciudadanos, pero llevo un año detenido arbitrariamente”, continuó. 

“Trabajaste tan duro para hacer culpables a los inocentes. De hecho, también saben que el artículo 36 de la Constitución establece claramente que los ciudadanos tienen libertad de creencias religiosas”, agregó. 

“Perseguir a la iglesia del Señor no solo viola la Constitución china, sino que también viola la Convención Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Y más gravemente, viola la voluntad divina de Dios en el reino de los cielos. Estás yendo en contra de la voluntad de Cristo y Su Iglesia. Y perseguir a la Iglesia es perseguir a Cristo, es perseguir a Dios”, reforzó. 

Yankui explicó lo sorprendido que estaba por los cargos por los que fue arrestado. También admitió estar decepcionado con el "crimen" del que fue acusado. 

Según el cristiano, cualquiera con ojo perspicaz puede ver que detrás de este caso criminal hay realmente un caso anti religioso

“Este es claramente un caso de persecución de la Iglesia del Señor Jesucristo”, dijo al cuestionar muchas veces a los policías que llevaban su caso: “¿Por qué no decir clara y directamente que quieren reprimir y perseguir a la Iglesia? ¿Por qué crear estas acusaciones inventadas?”

El caso de Yankui fue denunciado por ChinaAid y explica que el cristiano habló abiertamente sobre la persecución que sufre: “Estimado juez presidente, el papel que desempeña hoy es el papel de inquisidor”. 

Tras hablar de la verdadera fe, también afirmó ante el tribunal que “el único camino es el camino al cielo, la verdad y la vida. Todos los demás caminos conducen al infierno”. 

“Él es el Hijo de Dios, pero fue juzgado y condenado a muerte por crucifixión por los pecadores. Pero después de que el Señor Jesús resucitó, ese juez que lo sentenció fue condenado por la historia”, explicó. 

Antes de finalizar su discurso, Yankui hizo un llamado a los jueces a la justicia y al arrepentimiento: “Respetado juez y fiscal, la ley busca la justicia. Ustedes son los representantes de la ley. Les imploro que teman a Dios”.

“Cumple con tu deber sagrado y da un juicio justo. Incluso si el veredicto de hoy es injusto, sigo creyendo que el juicio de hoy será menor que el juicio de la historia. Y el juicio de la historia será menor que el juicio eterno. El juicio hecho por el mundo es menor que el juicio de Dios”, continuó.

“Aunque me juzgues injustamente y me condenes, como cristiano tengo el honor de sufrir por la justicia y no por el pecado. Sufrí por mantener la fe y la verdad, no por delinquir”, enfatizó. 

“El Señor Jesús dijo en la Biblia, bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia , porque de ellos es el reino de los cielos. Fui redimido del juicio eterno por la gracia de Dios y fui salvo y justificado por la fe en Cristo. Pero vosotros no habéis oído el evangelio del Señor Jesús. El reino de los cielos está cerca, ustedes también necesitan arrepentirse”, concluyó. 

***Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, siguenos por Telegram, ingresa al link https://t.me/UpataDigital y dale click a +Unirme

Síguenos en: -Click Aquí-> Instagram

Síguenos en: -Click Aquí-> Facebook

Síguenos en: -Click Aquí-> Twitter

Síguenos en: -Click Aquí-> Grupo de WhatsApp

Publicidad